Cuando decidimos perder peso, ya sea por salud o para vernos mejor, lo primero que hacemos es cambiar nuestra dieta y empezar a hacer deporte, pero a veces con eso no es suficiente. En este artículo te descubrimos la clave para adelgazar de forma rápida y controlada: el agua.

Las aguas minero – medicinales, especialmente las sulfurosas, que emanan de manantiales y balnearios, son un complemento ideal cuando se trata de perder peso. La razón es muy simple, cuentan con propiedades médicas y terapéuticas que ayudan a equilibrar nuestro organismo.

Su composición química y su fácil absorción, ya sea bebida, inhalada o a través de la piel mediante inmersiones o masajes, permiten eliminar toxinas de manera eficaz, contribuyendo a la rápida pérdida de peso, así lo explica Yolanda Fuentes, responsable del equipo médico de Villa Padierna Thermas de Carratraca, en Málaga.

1. Tienen acción diurética gracias a la litina, el óxido de litio que está disuelto en el agua, y a las curas hidropónicas, que aumentan los movimientos peristálticos del intestino ayudando a acabar con el estreñimiento.

2. Son hipocolesterolemiantes, es decir, permiten una disminución del colesterol en sangre.

3. Tienen efecto saciante por su alto contenido en sulfato de sodio. Al ingerirla por vía oral, aportan la sensación de estar lleno.

4. El hecho de que el bicarbonato también forme parte de sus componentes hace que se reduzca la acidez estomacal, favoreciendo una sensación de bienestar inmediata.

5. La débil mineralización de las aguas permite que sean utilizadas con éxito para la reducción de las dispepsias o indigestiones; molestias o dolores que se producen en la parte alta del abdomen.

6. Permiten disminuir la cantidad de glucosa en sangre. Son aguas hipoglucemiantes, que ayudan a reducir el azúcar que hay en nuestro organismo.

7. Facilitan el ejercicio físico. Al movernos en un elemento acuático, el cuerpo pesa menos y es más ligero. Aumenta la movilidad y se produce una reeducación muscular. También producen un efecto analgésico por la liberación de endorfinas, que facilita la relajación.

8. Tienen un efecto antioxidante. Los radicales libres producen modificaciones que repercuten en la vitalidad celular, favoreciendo la producción de colágeno y elastina. Combinadas con tratamientos como el drenaje linfático, favorecen la eliminación de toxinas y la oxigenación de tejidos.

9. Los baños, los masajes y las duchas de chorro con aguas mineromedicinales son esenciales para mejorar la circulación sanguínea, acabando con la retención de líquidos, los depósitos celulíticos y mejorando la tonificación de la piel.

10. Al ser ricas en azufre tienen un importante efecto antioxidante, protegiendo así la vida de las células de los efectos de los radicales libres. Las sustancias antioxidantes permiten perder peso de manera equilibrada y controlada, ofreciendo al organismo las sustancias que necesita.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here