Reconócelo: no tienes ni la más remota idea de cómo un amasijo de hierro de cientos de toneladas puede despegar, volar y, lo peor de todo, aterrizar de manera más o menos dócil.

Aparte del tema preferido de muchos monologuistas de medio pelo, la comida de los aviones es algo de lo que nos encanta hablar a todos. Puede que nos sea la comida más deliciosa del mundo, pero algo tiene que casi siempre nos la comemos con bastante gusto. Aunque sea por aburrimiento.

Y es que los aviones, a no ser que vueles varias veces por semana, son un mundo aparte de este mundo y, sobre todo en los vuelos transoceánicos, es como si el tiempo se parase dentro de ellos. Lo que pasa en un avión, se queda en un avión. Por eso, si quieres saber 5 cosas de la comida de los aviones que seguramente no sepas y que vas a poder contar a otras personas para hacerte el interesante en pleno vuelo, te recomendamos que sigas este enlace que te llevará volando al blog de Melón Yubari (agencia de marketing gastronómico). donde está el artículo completo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here