Alcanzar la neutralidad del carbono costará 100 billones de renminbi

0
Museo del Palacio de Beijing, 3 de septiembre del 2020. [Foto: Xinhua]
Museo del Palacio de Beijing, 3 de septiembre del 2020. [Foto: Xinhua]

Hou Liqiang

China necesita invertir en las próximas tres décadas más de 100 billones de renminbi (15,56 billones de dólares estadounidenses), casi el total del PIB del país del año pasado, para erradicar el carbono de su suministro de energía y reducir las emisiones, detalló He Jiankun, vicepresidente del Comité Nacional de Expertos en Cambio Climático.

“Para cumplir el objetivo de neutralidad del carbono, del 2020 al 2050 se requerirán nuevas inversiones de 100 billones a 138 billones de renminbi, del 2 al 2,5 por ciento del PIB anual cada año durante ese período”, añadió.

La Conferencia Anual de Trabajo Económico Central, celebrada en diciembre, publicó una declaración en la que se prometían aumentar los esfuerzos para mejorar el desarrollo energético.

China también acelerará la optimización de la estructura industrial, la mezcla energética del país y un pico lo antes posible en el consumo de carbón.

El país también tiene como objetivo mejorar el sistema que limita tanto las emisiones nacionales de intensidad de carbono-dióxido de carbono por unidad de PIB como el consumo de energía, ya que se esfuerza por alcanzar un pico en las emisiones de dióxido de carbono antes del 2030 y alcanzar la neutralidad del carbono antes del 2060.

Estos objetivos fueron anunciados por el presidente Xi Jinping mientras abordaba el debate general del 75 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La lucha contra el cambio climático ha sido una preocupación clave en China. En los recientes eventos internacionales, la nación ha repetido su determinación de seguir el desarrollo con bajas emisiones de carbono.

«El cumplimiento de estos objetivos requerirá un trabajo tremendamente arduo por parte de China», afirmó Xi durante el evento virtual del Foro Económico Mundial de la Agenda Davos.

«Sin embargo, consideramos que cuando los intereses de la humanidad están en juego, China debe dar un paso adelante, tomar medidas y hacer el trabajo», recalcó.

He Jiankun, quien también es el presidente del comité académico del Instituto de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible de la Universidad de Tsinghua, destacó que la clave para lograr los objetivos es la descarbonización de los suministros energéticos de la nación, lo que también dará impulso para el desarrollo económico.

Las emisiones anuales de gases de efecto invernadero del país equivalen a 14 mil millones de toneladas métricas de dióxido de carbono. De ellos, las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía constituyen alrededor del 73 por ciento.

La Conferencia de Trabajo Económico Central también se comprometió a implementar un programa de forestación a gran escala para aumentar la capacidad de sumidero de carbono del país, lo que ayuda al ecosistema a absorber el dióxido de carbono de la atmósfera.

He Jiankun también indicó que el país prevé aumentar el sumidero de carbono en 800 millones de toneladas a mil millones de toneladas al año. Sin embargo, esa capacidad disminuirá a medida que disminuya el potencial de nuevos bosques en expansión debido a la disminución de los suministros de tierras.

«A mediados del siglo, será difícil mantener el aumento de la capacidad por encima del nivel actual», auguró el especialista chino. «Por lo tanto, el país debe depender principalmente de la reducción de emisiones para alcanzar la neutralidad de carbono, especialmente en las emisiones netas de cero de dióxido de carbono dentro de su sistema energético».

La transición a bajas emisiones de carbono creará oportunidades de empleo. Para cada unidad de capacidad de producción, las energías renovables pueden crear en un año hasta tres puestos de trabajo para un empleo que será creado en la industria energética tradicional.

«A pesar del aumento de la etapa preliminar, con el desarrollo de un sistema energético bajo en carbono se espera que el costo general del suministro de energía a largo plazo demostrará una tendencia a la baja», aseguró He Jiankun.

La relación entre el costo total de suministro de energía en el PIB de China bajará constantemente a largo plazo, especialmente después del 2035, cuando ya no se espera que el crecimiento económico del país tenga una correlación directa con el crecimiento de su consumo de energía.

«La eficiencia y la eficacia económica del consumo de energía seguirán subiendo», precisó.

Sin embargo, a pesar de los beneficios, se necesita hacer mayores esfuerzos que los países desarrollados para lograr la neutralidad del carbono.

La mayoría de los países de la Unión Europea experimentaron su punto máximo de emisiones de carbono alrededor de 1980. Para Estados Unidos y Japón, el pico se produjo alrededor del 2005. Con objetivos bien fijados para lograr la neutralidad del carbono para el 2050, estas naciones han tenido entre 45 y 70 años para realizar una transición sin prisas hacia las bajas emisiones de carbono. Sin embargo, China cuenta con apenas 30 años.

He Jiankun también explicó que cuando China alcance su pico de emisiones de carbono, el país se encontrará en un período intermedio y posterior de su proceso de industrialización y urbanización, respectivamente. En las naciones desarrolladas, los picos ocurrieron en un momento en que ya se había completado la industrialización. China se encuentra en una etapa de su desarrollo que hace más difícil poder alcanzar el pico de emisiones.

Muchas de las centrales eléctricas de carbón de Estados Unidos han estado en funcionamiento por más de 40 años y tienen cerca el final de su vida útil.

Sin embargo, hay muchas grandes plantas chinas de carbón que tienen apenas 10 años. A pesar de ello, muchas de ellas tendrán que ser eliminadas.

El objetivo chino de la neutralidad de carbono demuestra que el país está actuando con responsabilidad en un momento en que su poderío va en aumento.

«Mientras China se esfuerza por lograr el desarrollo nacional, contribuye a la seguridad del ecosistema del planeta y al destino compartido de la humanidad. De manera coordinada, avanza en la construcción de una hermosa China y un hermoso planeta Tierra”, concluyó He. 

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here