(Foto: www.pixabay.com)

Apple confirmó este martes que la escasez global de chips ha afectado su capacidad para vender Macs y iPads y comenzará a afectar la producción de iPhone. También pronosticó una desaceleración del crecimiento de los ingresos. La noticia hizo que sus acciones bajaran.

Los ejecutivos de Apple consideran que los ingresos para el actual cuarto trimestre fiscal crecerán en dos dígitos, aunque estarán por debajo de la tasa de crecimiento del 36,4 por ciento en el tercer trimestre que acaba de terminar. El crecimiento también se desacelerará en el negocio de servicios de Apple.

En una conferencia telefónica con inversores, los ejecutivos de Apple también indicaron que si bien el impacto de la escasez de chips en el tercer trimestre fue menos grave de lo que se temía, empeorará en el cuarto trimestre, extendiéndose a la producción de iPhone.

Las acciones de Apple, cuya valoración se ha duplicado en unos tres años a casi 2,5 billones de dólares, bajaron un 1,7 por ciento a 144,24 dólares.

Apple reportó ventas y ganancias en el tercer trimestre que superaron las expectativas de los analistas, ya que los consumidores compraron versiones premium de sus iPhones 5G y se inscribieron en sus servicios de suscripción. En el trimestre que terminó el 26 de junio, las ventas en China crecieron un 58 por ciento hasta los 14,76 mil millones de dólares.

Impulsados por las ventas de iPhone mejores de lo esperado, los ingresos totales alcanzaron los 81,43 mil millones de dólares, por encima de las expectativas de los analistas que calcularon alrededor de 73 mil millones, indicó IBES de Refinitiv. En este sentido, las ganancias de Apple fueron de 21,74 mil millones de dólares, o 1,30 dólares por acción, por encima de las estimaciones de 1,01 dólares.

Durante la llamada con inversionistas, el director ejecutivo Tim Cook precisó que los chips afectados por la escasez se fabrican con una tecnología más antigua, pero todavía se necesitan como piezas de apoyo para hacer el iPhone.

«Tenemos algunas escaseces», admitió Cook, «La demanda ha sido grande, más allá de nuestras propias expectativas, por eso ha sido difícil obtener todo el conjunto de piezas dentro de los plazos de entrega que buscamos».

Cook se negó a predecir si la escasez durará hasta el primer trimestre fiscal de Apple, cuando normalmente disfruta de sus mayores ventas de iPhone. Angelo Zino, analista de la firma de investigación CFRA, precisó que en detrimento de los modelos actuales Apple podría estar almacenando chips para su próxima generación de teléfonos.

«Apple querrá tantos chips como pueda tener en sus manos», aseguró Zino. «Pero cuando eso se combina con las restricciones de oferta existentes, es probable que tenga dificultades para satisfacer la demanda de este año».

El trimestre pasado, Apple explicó a los inversores que la escasez de chips podría contener las ventas en 3 mil millones a 4 mil millones de dólares.

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here