Desde que Bill Gates y Melinda Ann French se conocieron en una cena de negocios en Nueva York, en 1987, supieron que querían estar juntos. Formaron una de las parejas más sólidas durante 27 años de matrimonio y tuvieron tres hijos (Jennifer, Rory y Phoebe), sin embargo decidieron separar sus caminos el pasado mes de mayo, según ABC.

A través de un comunicado conjunto anunciaron que su matrimonio estaba «irremediablemente roto»: «Después de pensarlo mucho y de trabajar en nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio». Meses después del comunicado oficial, los que fueron marido y mujer ya están oficialmente divorciados, según muestra el acuerdo aprobado por la Corte Superior del condado de King en Seattle (EE. UU.) al que tuvieron acceso varios medios locales.

Al no haber firmado acuerdo prenupcial, se temía que tuviesen que acudir a los juzgados para dividir la gigantesca fortuna, pero finalmente el ya exmatrimonio ha decidido repartir todo a partes iguales. Ninguno de ellos pagará una pensión al otro, dado que sus tres hijos ya son mayores de edad.

En juego estaban 108.000 millones de euros de patrimonio neto que, según ‘Forbes’, tiene la expareja, además de la importante cartera de propiedades y tierras de cultivo. Entre los activos se encuentra la mansión familiar, ubicada en Washington, de una extensión de 6.000 metros cuadrados y con unas impresionantes vistas al lago del estado en Medina. Se trata de una de las residencias privadas más valiosas del mundo por su adaptación tecnológica, el muelle privado y la playa con arena del Caribe.

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here