Estación Espacial Internacional
Imagen de WikiImages en Pixabay

En la Estación Espacial Internacional (EEI) los astronautas pueden elegir entre 200 platos diferentes. Nada que ver con los comienzos de los viajes espaciales.

El 1 en abril de 1961, Yuri Alekseyevich Gagarin se convertía en la primera persona que comía en el espacio exterior. Su menú constaba únicamente de pasta de hígado y carne. Con sus propias manos tuvo que exprimir el tubo de aluminio donde estaban envasados mientras visualizaba la Tierra desde la cápsula Vostok .

MENOS CALORÍAS

En ausencia de gravedad los cuerpos de los astronautas gastan menos energía. Por tanto sus comidas tienen menos calorías. De este modo, su alimentación contiene un 17% de proteínas, un 32% de grasa y un 51% de carbohidratos.

A partir de 1965, se introdujeron en la dieta espacial los alimentos criodesecados o deshidratados. Esto significaba que los astronautas tenían que utilizar el suministro de agua de la nave espacial para reconstituir esos alimentos antes de comerlos.

TORTILLAS MEXICANAS

Poco a poco el menú fue ganando en variedad pudiéndose elegir ya, con el programa Apollo en marcha, entre 70 productos, incluyendo entrantes, platos principales y bebidas.

Sin embargo, había alimentos que no se podían comer, como el pan, pues no se mantenía muy fresco y dejaba migas que flotaban en la cabina, causando daños en los equipos. Como alternativa se introdujeron las tortillas mexicanas que, a diferencia del pan, no generaban migas y podían usarse para hacer sándwiches o contener otros alimentos.

PRODUCTOS FRESCOS

El 31 de octubre del 2000, los primeros residentes indefinidos llegaron a la Estación Espacial Internacional (ISS). Un lugar donde las verduras frescas y las frutas son difíciles de encontrar. Su corta vida útil hace que sean un producto escaso en órbita.

Para solucionar este problema, la NASA planea construir una estación espacial en órbita lunar, conocida como la Puerta de enlace, cuyo fin es lograr un aterrizaje lunar para 2024.

Uno de los prototipos para esta nueva estación incluye un «jardín espacial» que puede hacer crecer una cabeza de lechuga en 24 días usando luces Led. El jardín también puede producir fresas, zanahorias y patatas sin requerir mucha agua.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here