Clientes compran productos en una tienda libre de impuestos en Haikou, provincia de Hainan, 12 de julio del 2020. [Foto: Xinhua].
Clientes compran productos en una tienda libre de impuestos en Haikou, provincia de Hainan, 12 de julio del 2020. [Foto: Xinhua].

Ouyang Shijia

China está tomando nuevas medidas para abrir más su economía a los inversores extranjeros. La estrategia tiene como objetivo facilitar aún más la inversión y estimular el crecimiento, a pesar de las perturbaciones de la pandemia COVID-19 y las incertidumbres internacionales.

Meng Wei, portavoz de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, precisó que el país dará a conocer a finales de este año una nueva lista negativa para el acceso a los mercados desde el Puerto de Libre Comercio de Hainan, lo que permitirá a los inversonistas extranjeros tener un acceso más amplio en una serie de áreas clave.

Meng comentó en una conferencia de prensa que la próxima lista negativa forma parte del impulso para construir en Hainan un robusto puerto de libre comercio.

«Son señales muy claras del impulso inquebrantable hacia una mayor apertura y facilitación del libre comercio y la inversión», afirmó Cui Weijie, directora del Instituto de Desarrollo y Estrategia de la Academia de Comercio Internacional y Cooperación Económica de China.

Cui citó el plan maestro para la construcción del Puerto Libre de Hainan, publicado en junio de este año. Y añadió que la lista negativa reducirá drásticamente el número de artículos prohibidos o restringidos.

«Significa que el país abrirá más industrias a los inversionistas extranjeros, lo que estimulará significativamente el comercio exterior y el crecimiento de la inversión , ayudando a construir una economía con un nuevo nivel de apertura futura».

Este año, la inversión directa transfronteriza mundial disminuyó significativamente en medio de la pandemia del nuevo coronavirus. En este contexto, la inversión extranjera en China se ha ido estabilizado, registrando un crecimiento mejor de lo esperado, indicó la portavoz Meng.

Los datos publicados por el Ministerio de Comercio de China demuestran que el uso real de capital extranjero en China aumentó este año un 103.260 millones de dólares, valor que representa un 2,5% superior al 2019.

«Este año se han ejecutado una serie de importantes proyectos extranjeros de manera ordenada», indicó Meng.

«Su progreso demuestra plenamente la confianza de las empresas extranjeras en el desarrollo de China», aseveró la portavoz china.

Por ejemplo, el nuevo proyecto petroquímico integrado de BASF en Zhanjiang, provincia de Guangdong, ha completado la construcción de la pila para el primer lote de equipos.

«Trabajaremos con las partes pertinentes para poner en marcha a finales de este año el (nuevo) catálogo de industrias alentadas para la inversión extranjera, ampliando el alcance de la inversión para los inversionistas extranjeros», detalló Meng.

Mientras la mayoría de las naciones todavía luchan contra la pandemia, China ha reportado un crecimiento económico sólido. La economía china creció 0.7 por ciento internual en los tres primeros trimestres, volviendo a la zona positiva después de una caída del 1,6 por ciento en el primer semestre, informó la Oficina Nacional de Estadísticas.

«El rápido repunte económico de China indica el amplio margen de crecimiento futuro, así como la fuerte resiliencia de su economía», subrayó Cui, especialista de la Academia de Comercio Internacional y Cooperación Económica de China. «A los inversores internacionales les gustaría elegir China para evitar riesgos y tener crecimiento».

Al referirse a la Ley de Inversiones Extranjeras y la nueva regulación sobre la optimización del entorno empresarial, que entró en vigor el 1º de enero, Cui considera que China ha hecho progresos considerables en la mejora de su entorno empresarial.

«En el siguiente paso, el gobierno debe seguir llevando a cabo reformas más audaces en áreas clave como los sectores comercial y financiero», agregó.

«Aunque ahora nos centramos en la introducción de grandes proyectos extranjeros de fabricación, deben hacerse más esfuerzos para atraer a las pequeñas y medianas empresas extranjeras que invierten en nuevas formas de negocios».

El informe Doing Business 2020 del Banco Mundial evidencia que China estaba entre las 10 principales naciones que vieron una mejora considerable en su entorno empresarial durante dos años consecutivos. Anualmente, China subió 15 puestos desde su clasificación de 2019 hasta el puesto 31 este año entre las 190 economías mencionadas en el informe.

Cui Fan, profesora de comercio internacional y economía de la Universidad de Negocios Internacionales y Economía de Beijing, observó que la edición 2020 de las listas negativas acortadas y una serie de medidas gubernamentales para profundizar las reformas del lado de la oferta demostraron que China ha estado construyendo activamente un mercado unificado, justo y eficiente.

«Las eficaces medidas de China para controlar la pandemia y reanudar el trabajo y la producción garantizarán que la economía tenga un buen desempeño en los próximos meses, atrayendo a más inversionistas extranjeros», concluyó Cui. 

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here