Muestra de la vacuna inactivada de COVID-19 en una planta de producción de vacunas de China National Pharmaceutical Group (Sinopharm) en Beijing, 10 de abril del 2020. [Foto: Xinhua].
Muestra de la vacuna inactivada de COVID-19 en una planta de producción de vacunas de China National Pharmaceutical Group (Sinopharm) en Beijing, 10 de abril del 2020. [Foto: Xinhua].

Zhou Jin

Cinco candidatos chinos a vacunas COVID-19 se encuentran en ensayos clínicos de fase III en países extranjeros como Emiratos Árabes Unidos, Brasil, Pakistán y Perú, informó este miércoles Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Asimismo, una serie de vacunas están avanzando en ensayos clínicos de Fase I y Fase II, añadió.

Zhao recalcó que los institutos de investigación chinos y su personal han hecho esfuerzos para promover la investigación de vacunas en estricta conformidad con las normas y reglamentos científicos. También recordó que el gobierno y empresas chinas, a través de canales bilaterales y multilaterales, han participado activamente en la cooperación internacional en materia de vacunas.

China se unió el mes pasado a COVAX, una iniciativa internacional destinada a garantizar un acceso mundial equitativo a las vacunas contra el COVID-19,. El país ha declarado que una vez que logren desarrollar y desplegar una vacuna segura y eficaz, será un bien público mundial.

El portavoz chino destacó que, una vez tenga éxito la investigación y el desarrollo, China espera que COVAX incluya a las vacunas chinas de marca local en la lista de compras, contribuyendo a mejorar la accesibilidad y la asequibilidad de las vacunas en los países en desarrollo.

De acuerdo a un reciente informe de la revista médica The Lancet, la vacuna experimental contra el COVID-19 de Sinovac Biotech CoronaVac desencadenó una rápida respuesta inmune durante sus ensayos de etapa media.

El informe ha demostrado plenamente que las vacunas chinas son seguras y eficaces, afirmó Zhao.

También este miércoles, Zhao refutó la alegación de que los controles anti coronavirus de China han interrumpido las importaciones de carne de vacuno, aves de corral y pescado, defendiendo que las medidas son «razonables y justificadas» porque están destinadas a proteger la salud pública.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos declaró este martes que las restricciones más recientes de China a los productos alimenticios importados no se basan en ciencia alguna y amenazan con interrumpir el comercio, informó Reuters.

El coronavirus se ha encontrado en la carne congelada y en los envases, y eso ha dado lugar a la imposición de suspensiones temporales a varios proveedores.

«Las medidas que China tomó son necesarias para seguir dentro del principio de poner la vida de las personas en primer lugar y proteger la salud del pueblo», enfatizó Zhao. E indicó que las acusaciones estadounidenses son infundadas e irrazonables.

En este sentido, Zhao anunció que China ajustará las medidas pertinentes de manera oportuna de acuerdo con el desarrollo de la situación epidemiológica y sus requisitos de prevención y control de la pandemia. 

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here