museo británico con obras de arte
Entrada del museo Británico en Londres.

María José Bro, directora del programa Por Amor al Arte

En 2019 el mercado internacional del arte tuvo un volumen de ventas de 64.000 millones de dólares (54.000 millones de euros al cambio). Las obras de arte se venden principalmente en galerías y ferias internacionales.

Dentro de este lucrativo negocio se mueven tanto artistas como galeristas y coleccionistas. Se necesitan unos a otros para que todo funcione correctamente. En este sentido, y al actuar como intermediario, el galerista necesita mantener una relación fluida y de confianza con el artista. Su objetivo lograr un ambiente ideal de creación, difusión y compra.

DESDE EL RENACIMIENTO

Por su parte, las relaciones entre artistas y coleccionistas, o mecenas, se desarrollan desde el Renacimiento. Y hoy en día el trato sigue siendo, en muchos casos, muy parecido. Muchas veces el artista pinta por encargo con un precio cerrado. Otras, el pintor trabaja en su propia búsqueda de temática y estilo para después contactar con el galerista.

Aparte, la figura del mecenas ha estado presente tradicionalmente en el mundo del arte de la mano de la filantropía. Se trata de multimillonarios que invierten parte de su riqueza en investigar y promover proyectos en el ámbito de la Cultura, la Ciencia, la Medicina o el Bienestar Social.

FILANTROPÍA

Bill y Melinda Gates, Mark Zuckerberg Amancio Ortega son ejemplos de estos filántropos que realizan donaciones para crear proyectos culturales y mejorar en todos los ámbitos la educación de los jóvenes. También, grandes arquitectos crean espacios destinados a mostrar colecciones privadas de arte al público.

En Madrid el arquitecto Juan Herreros ha convertido un piso en el famoso barrio de Salamanca en sala de exposiciones. Allí, de forma rotativa, puede verse la «Colección Solo» de arte contemporáneo de Ana Gervás y David Cantolla.

Bill Gates

Por otro lado, los arquitectos Tuñón y Mansilla han dado vida al museo recién inaugurado Colección Helga de Alvear en Cáceres. O el museo privado Casa Museo El Romeral Art Land de la artista y mecenas Mayte Spínola en Pozuelo de Alarcón con obra de grandes pintores y escultores pertenecientes al grupo Pro Arte y cultura.

Por último, hay que mencionar otro gran espacio al sureste de Francia, en Saint Paul de Vence. En esta localidad francesa se alza el magnífico museo que el arquitecto Sert construyó a principios de los 60 para albergar la colección de la pareja de mecenas Maeght.

MUSEOS OCULTOS

Sin embargo, la lista es interminable y es imposible contabilizar la cantidad de colecciones privadas que existen en el mundo. Además, tan solo el 8% de las obras de arte que poseen los coleccionistas privados puede verse en museos. El 60% está en casas privadas o en despachos y pasillos de oficinas. El tercio restante permanece escondido en almacenes, en bóvedas de banco y en los llamados ‘museos ocultos’ (conocidos en el mundillo como ‘puertos francos’).

En este último punto, tanto la Unión Europea (mediante una directiva ya en vigor) como el Gobierno español se han propuesto acabar con las irregularidades que los rodean en muchos casos. Regulará, entre otras, las actividades de quienes “actúen como intermediarios en el comercio de obras de arte cuando lo lleven a cabo en puertos francos”. El texto, que transpone la directiva europea, llegará al Congreso esta primavera tal como informaba el diario El País.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here