Una tripulación formada por cuatro personas que no son astronautas profesionales, la primera totalmente ‘amateur’, partirá del Centro Kennedy de la NASA en Florida (EE.UU.) a bordo de una nave de SpaceX en un viaje orbital de tres días. La misión, denominada ‘Inspiration4’, supone una campaña publicitaria sin precedentes para el dueño de la compañía, el multimillonario Elon Musk –Netflix emite un documental sobre la aventura y transmitirá en directo el lanzamiento–, al tiempo que promete dar un gran paso en el desarrollo del turismo espacial… aunque de momento sea tan solo para unos pocos privilegiados, según ABC.

Sin duda, el programa es mucho más ambicioso que el de sus rivales Virgin Galactic y Blue Origin, que el pasado julio llevaron a sus respectivos fundadores multimillonarios, Richard Branson y Jeff Bezos, a la frontera del espacio, no más de 106 km de altitud, donde pasaron unos pocos minutos de ingravidez. La cápsula Crew Dragon, que será puesta en órbita por un cohete Falcon 9, irá mucho más lejos: alcanzará los 575 kilómetros, más allá de la Estación Espacial Internacional (ISS) o incluso del Telescopio Espacial Hubble. Dará la vuelta al mundo una vez cada 90 minutos a más de 27.360 km por hora, o aproximadamente 22 veces la velocidad del sonido.

La misión será completamente autónoma, dirigida desde la Tierra. Si el cohete suborbital de Branson –cuyos vuelos han sido suspendidos después de que su nave registrara dos advertencias de peligro– tenía a dos pilotos altamente capacitados en los controles, aquí los turistas espaciales estarán solos. La tripulación, ya de por sí bastante llamativa, está compuesta por el multimillonario del comercio electrónico Jared Isaacman, de 38 años; la asistente médica Hayley Arceneaux, de 29; el ingeniero de datos aeroespaciales Chris Sembroski, de 42; y la profesora de geociencias Sian Proctor, de 51 años.

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here