Gaceta del Motor

Fruto de la imaginación de los estilistas e ingenieros de DS Automóviles, la firma francesa ha mostrado por las calles de Madrid como ven el futuro del lujo en el automóvil, jugando con formas sorprendentes, materiales innovadores y tecnologías revolucionarias que se plasman en el DS X E-Tense, prototipo que tiene la mirada puerta en 2035.

Donde el Centro de Diseño de la firma francesa ha roto moldes con una línea asimétrica, puertas que se inspiran en las formas y el funcionamiento de los élitros de varias especies de insectos y faros que se desmaterializan hasta convertir a todo el vehículo en una fuente de iluminación.

Mientras que el Departamento de Ingeniería y con la sostenibilidad como punto de partida, hace que se mueva gracias a dos motores eléctricos, uno en cada rueda delantera para ofrecer una potencia de 540 caballos, aunque pueden llegar hasta alcanzar los 1.360 caballos con una configuración para circuitos desarrollada por DS Performance, el Departamento de Competición de la marca.

Como sus antecesores de hace más de seis décadas que hicieron realidad el DS “Tiburón”, los creadores de DSAutomobiles se lanzaron a una misión: unir tecnología y poesía para celebrar, en 2035, el 80 aniversario del modelo que revolucionó la historia del automóvil.

Rompedor y bello en su asimetría, el exterior del DS X E-Tense también sorprende por su audacia en estructuras y materiales, como las puertas, que combinan de forma novedosa el cuero y la fibra de carbono y que se inspiran en las alas delanteras de varias especies de insectos, tanto en su forma como en su mecanismo de apertura.

Su original arquitectura permite ofrecer dos ambientes interiores radicalmente diferentes, que ofrecen adrenalina y sensaciones dinámicas, si se elige tomar el volante, o un ambiente relajante o protector si se prefiere optar por la conducción autónoma. De noche, elementos habituales como los faros delanteros y traseros se difuminan para que todo el vehículo brille con luz propia.

HyperFocal: 0

En cuanto al habitáculo, se accede por una puerta en forma de ala de élitro de fibra de carbono y cuero. Y nada más abrirlo la vista se dirige hacia un asiento en forma piramidal que se adapta perfectamente al conductor, como el baquet de un monoplaza. La posición muy reclinada ayuda a mantener un bajo centro de gravedad.

Una vez ubicados, frente al conductor, un volante que está fabricado en una combinación de cuero, madera y metal. Mientras que los pedales también han sido tratados de forma particular.

El DS X E-Tense es asimétrico. En el lado derecho el ambiente es diferente. El conductor se convierte en pasajero, solo o acompañado, una vez que entra en la burbuja a través de una puerta en forma de ala de mariposa. La asimetría permite nuevos volúmenes bajo la cúpula de cristal transparente.

El pasajero se instala en un un asiento en forma de ala de pájaro con ventilación y masaje, mientras que el suelo, en vidrio transparente con propiedades electro cromáticas, permite ver la carretera desfilar bajo el vehículo.

En un ambiente protector, el aire purificado y la difusión de perfume contribuyen al refinamiento, para dejarse llevar por un conductor presente en el cockpit, o por el modo de conducción autónoma. Y un asiento adicional permite que viajen tres pasajeros.

El chasis, de fibra de carbono, se sustenta sobre muelles y barras de torsión con características innovadoras. La motricidad, la adherencia y la frenada están controladas por un conjunto físico e informático con el fin de optimizar el rendimiento, sea cual sea la superficie por la que se circule.

Otra gran novedad, es que la carrocería utiliza nuevas tecnologías para, en caso de choque, recuperar su forma original, y la parrilla delantera se adapta a las condiciones del terreno. La intensidad de la luz, a través de paneles de iluminación DS Light Veil, y la capacidad de refrigeración, se ajustan a las necesidades de los ocupantes, el vehículo y su entorno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here