photo by https://www.instagram.com/shotbyrocco/

Es una de las 400 personas más ricas del mundo. Con una fortuna de 4.200 millones de dólares, Richard Branson es el prototipo de hombre hecho a sí mismo y además no descuida las buenas causas.

Emular el poder de convocatoria y el impacto mundial, que tuvo en 1985 el Live Aid, solo puede estar en la mano de una persona que nunca se pone límites. 

Es el caso de Richard Branson, un multimilllonario que concibe la vida como un continuo reto donde siempre hay que atreverse.

De este modo, se convirtió en el promotor de Venezuela Aid Live, un macroconcierto cuyo objetivo era recaudar 100 millones de dólares  y conseguir que se reabriese la frontera entre Colombia y Venezuela para que entrase la ayuda  humanitaria en este último país. 

UN SIR EMPRENDEDOR

Nacido el 18 de julio de 1950, hijo de un abogado y una auxiliar de vuelo, Branson, a los 17 años, dejó la escuela para embarcarse en su primera aventura profesional, una revista que cosechó un gran éxito de forma instantánea.

Después vendría, en 1970, la fundación de Virgin Records la cual sería la matriz de su conglomerado de compañías que abarca ahora a más de 400.

Sus biógrafos cuentan que tras vender su sello discográfico por 1.000 millones de dólares en 1992, se enfadó por haber partido su negocio. 

Sin embargo, este hecho sería el punto de inflexión para diversificar su modelo empresarial a la vez que aumentaba el carisma de su figura hasta el punto de ser nombrado Sir, por su majestad Isabel II. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here