El robot Terminus, diseñado para el servicio inteligente, se exhibe en una exposición de logros científicos y tecnológicos en Beijing, octubre del 2019. [Foto: Feng Yi/ China Daily].
El robot Terminus, diseñado para el servicio inteligente, se exhibe en una exposición de logros científicos y tecnológicos en Beijing, octubre del 2019. [Foto: Feng Yi/ China Daily].

El índice de innovación de China, un barómetro de la capacidad de innovación del país, aumentó en el 2019 un 7,8 por ciento hasta llegar a los 228,3 puntos, manteniendo un rápido impulso de crecimiento, informó la Oficina Nacional de Estadísticas.

“El entorno de innovación de China mejoró mucho el año pasado, aportando más a la producción de innovación y sus resultados”, destacó Li Yin, especialista de la Oficina Nacional de Estadísticas, y añadió que se han fortalecido los nuevos motores del desarrollo innovador.

La Oficina Nacional de Estadísticas señaló que 19 de los 21 indicadores de innovación han elevado su nivel. Cuatro de ellos registraron un crecimiento de dos dígitos, incluida la proporción de empresas que gozaban de deducción y exención fiscal adicionales, la propiedad de marcas por cada 100 empresas, la proporción de patentes de invención concedidas con cargo al total de patentes y las transacciones del mercado tecnológico por cada 10.000 personas que se dedican a la ciencia y a la tecnología.

«La tendencia del índice de innovación de China demuestra los notables resultados que el país ha logrado durante el 2019 bajo la estrategia de desarrollo impulsada por la innovación», afirmó Li, y señaló que la innovación, a su vez impulsa el desarrollo de alta calidad de la nación.

China fue testigo en el 2019 de fructíferos logros en relación con la producción de innovación, otorgando 2,47 millones de patentes nacionales, un 6 por ciento más que en el 2018.

Mientras tanto, el mercado de la tecnología también ha disfrutado de un rápido desarrollo. El valor de transacción en este sector alcanzó alrededor de 2,24 billones de renminbi, un 26,6 por ciento superior interanual.

Estos buenos resultados de innovación no podrían haberse logrado sin un aumento continuo de la inversión. El gasto en I+D de China superó los 2,21 billones de renminbi, el segundo mayor del mundo. El pasado año se invirtió un 12,5 por ciento más que en el 2018, manteniendo un crecimiento de dos dígitos durante cuatro años consecutivos.

En el mismo año, el número de personal chino de I+D a tiempo completo se situó en 4,8 millones, el más alto del mundo y un 9,6 por ciento superior al 2018.

Por otra parte, en el 2019 el gasto chino en investigación básica aumentó un 22,5 por ciento, hasta 133.56 mil millones de renminbi, la tasa de crecimiento más alta de los últimos ocho años.

Li también señaló que el perfeccionamiento de la investigación básica es crucial para mejorar la capacidad de China en la innovación original.

Por su parte, el año pasado las empresas chinas han seguido desempeñando un papel dominante en el desarrollo de la innovación tecnológica con un gasto de 1,69 billones de renminbi en I+D, un 11,1% más que en el 2018.

En 2019, los nuevos productos fabricados por las medianas y grandes empresas industriales de China generaron 16,6 billones de renminbi en ingresos por ventas. Sus productos representaron el 24,9 por ciento de sus ingresos de las principales empresas, 1,4 puntos porcentuales más que el año anterior, alcanzando un nuevo máximo desde el 2005. 

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here