El más exitoso cirujano del siglo XIX

0
45

Hombre de fuerza fabulosa y voz brusca, el exitoso Robert Liston (1794-1847) era insuperable por su destreza y velocidad al operar. Sus métodos de amputar muslos fueron la envidia y la desesperación de otros cirujanos de la época.

Un buen cirujano, entonces, podía amputar una pierna en menos de tres minutos, pero Robert Liston reducía este intervalo a segundos.

Por este motivo, su reputación era tal que los pacientes preferían pasar días en su sala de espera que acudir a otro médico.

En ocasiones, sus colegas, que trabajaban más lentamente, los perdían antes de operarlos pues el sufrimiento y el pánico los llevaba a liberarse y huir de la sala de operaciones.

En contraste, Linton, salvaba a nueve de cada diez de sus pacientes.

MODUS OPERANDI

“Medía 1,88 metros y operaba con un abrigo color verde botella y botas de goma. Saltó sobre los tableros manchados de sangre hasta donde yacía su paciente -desmayado, sudoroso, atado- como si fuera un duelista”. 

Esta es la descripción de una operación típica llevada a cabo por el cirujano Robert Liston en la década de 1830

“¡Tiempo, caballeros, tiempo, tiempo!”,les gritó a los estudiantes con relojes de bolsillo asomados por las barandas de hierro de la galería. “Todos juraron que el primer destello de su cuchillo fue seguido tan rápidamente por el chirrido de la sierra en el hueso que parecieron simultáneos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here