Aston Martin está listo para entrar en la escena de la electrificación con su nuevo vehículo de producción totalmente eléctrico, el Rapide E. 

La súper compañía británica de vehículos deportivos presentó esta semana la versión de producción del Rapide E, en el Salón del Automóvil de Shanghai en China.

El Rapide E, desarrollado en parte con Williams Advanced Engineering, se limitará a 155 unidades, y seguro que James Bond aparentemente obtendrá al menos uno de ellos, y todos se construirán en las nuevas instalaciones de producción de Aston en St. Athan, que están enfocadas en este tipo de propulsión. En la electrificación.

Bajo el capó, en lugar del enorme V-12 6.0 litros de Mercedes-AMG, se encuentra una batería eléctrica de 800 V con fibra de carbono y Kevlar. 

Esa batería tiene una capacidad instalada de 65kWh y alimenta dos motores eléctricos montados en la parte trasera. 

La configuración produce algo más de 600 caballos de potencia y 700 Newton/metro de par motor. 

La velocidad máxima (limitada) es de 250 Km/h, y acelera de cero a 60 necesitará algo menos de 4 segundos, nos comenta Enrique de Areba, Direcotr de GLOBAL MOTOR.

Al desarrollar el Rapide E, los ingenieros buscaron el montaje más eficaz de la batería y los motores, y luego siguieron con la forma de maximizar el enfriamiento de las células de energía. 

Debido a que el motor necesita menos flujo de aire para el enfriamiento, los ingenieros pudieron desarrollar la aerodinámica del Rapide E, aumentando la eficiencia aerodinámica y, al parecer, aumentando el coeficiente de penetración. 

Los neumáticos Pirelli P-Zero de baja resistencia a la rodadura y un difusor trasero más grande (en lugar del sistema de escape) también contribuyen a que el Rapide E se deslice por el aire de manera mucho más efectiva.

Las pruebas de autonomía europeas ubican el rango de Rapide E en “un minino de más de 350 kilómetros”, según la compañía, aunque tendremos que esperar para ver qué se considera oficialmente el dato definitivo por la administración de los EE. UU, y en Europa.

El Rapide E es capaz de cargar aproximadamente 330 Kilómetros de autonomía con un cargador regular de 400V 50kWh en una hora, pero con un cargador de alta velocidad, ese número aumenta a 500 kilómetros de alcance por hora, afirma Aston.

Enrique de Areba  Director Global Motor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here