Félix Ramiro heredó la pasión por la moda y la sastrería de su tío Dionisio Rodríguez. Ahora él y su hijo Miguel Ángel hacen realidad los sueños y exigencias de los clientes más exquisitos del mundo de la moda masculina. Su rasgo creador ha sido premiado, quizá, con lo más hermoso: ser reconocido en cualquier lugar del mundo. Raúl Sánchez Pool

¿Cómo se define a sí mismo como sastre?
Yo me defino por la pasión por mi cliente, por el asesoramiento y por la escucha. Doy el tiempo necesario a cada persona para que vea todas las opciones disponibles y así poder ofrecer siempre lo que mejor le queda.

¿Qué buscan los clientes en Félix Ramiro?
Buscan tener un sastre que le asesore en función del día a día, o en función del evento para el cual sea la prenda, que les distinga dentro de su propia personalidad y estilo.

¿Qué significa la sastrería?
No solo alguien que toma medidas y vende, que es muy importante por supuesto, sino que sabe coser, planchar y suavizar los defectos de la anatomía de nuestro cuerpo para mejorar su aspecto. Todo ello sin renunciar a la identidad del cliente y a su personalidad.

¿Cuál es la esencia de la prenda?
El patrón. Cuando una prenda te la pones y queda perfecta, el color o el tejido es lo de menos. Lo más importante es nuestra arquitectura.

¿Qué le inspira?
Mirar al cliente, escucharle y preguntarle sobre el uso que le va a dar a la prenda. Cuando me ha explicado todas esas cosas, es el momento de darle las opciones que mejor le sientan.

Esto requiere tiempo.
Sí y en Félix Ramiro siempre lo tenemos. Cuando algún cliente viene con prisa, con claridad se le dice que se ha equivocado de sastrería. Queremos hacer nuestro trabajo y necesitamos tiempo. No voy a entender nunca que una persona venga a hacerse un traje y deje el coche en doble fila.

Entonces, el cliente no siempre lleva la razón
No. Hay que asesorarle, informarle, pero no hay que engañarle nunca. Otra cosa es que yo proponga cosas, y el cliente elige ya lo que quiere. Yo ofrezco un abanico de posibilidades pero cuando escoge opciones que no le van le digo que no.

¿Cuál ha sido la evolución del traje?
En Félix Ramiro he conservado lo bueno, lo original y lo auténtico de la sastrería de mi tío. Además, con mi hijo Miguel Ángel, hemos integrado también la sastrería joven, actual que es mucho menos pesada. Un chaval joven quiere llevar traje, pero no quiere llevar una armadura. Después de muchos años de experimentar y de ser también osados, hemos conseguido conservar la arquitectura y la sastrería pura e innovar a diario para ofrecer los nuevos tejidos, acabados, interiores, etc…

Con el fin de llegar a un público más joven.
Hay padres que tiene un par de trajes de Félix Ramiro en el armario. Pero los jóvenes no quieren que el suyo sea como el de su padre. No obstante, mantenemos el hilo conductor de la elegancia y el estilo. Los trajes de Félix Ramiro se ven desde lejos. Lo dice la gente, no lo digo yo.

¿Cuánto tiempo lleva hacer un traje?
Cuatro semanas, más o menos. Cuando hay que correr se corre, pero hay veces que el tejido concreto hay que pedirlo fuera y tardamos más tiempo.

¿Cómo se divide el trabajo entre padre e hijo?
Yo hago toda la parte de sastrería y los diseños de ceremonia. Los tejidos los compramos y elegimos conjuntamente. Los complementos, incluidos todos los zapatos, los diseña mi hijo así como toda la ropa de sport.

¿Cuál ha sido vuestro mayor logro?
Tener un sello propio y que la gente lo reconozca. Esto es lo más difícil para cualquier marca. El patrón que tenemos es un secreto y solo se consigue a través de muchos años de mejoras.

¿Con qué materiales trabajáis?
Pues lanicicios italianos e ingleses. Anualmente vamos a dos ferias internacionales, en Milán y París, que es donde se congregan todos los lanicicios internacionales de tejidos de sastrería, de tejidos de camisería, de tejido casual, etc. Y ahí es donde hacemos la selección.

¿Qué marcas son vuestros proveedores?
Trabajamos con Torunewin, con Loropiana, con Cabal, el top ten del mundo de la materia prima internacional. Porque el patrón y el diseño, debe acompañarse de un tejido de gran calidad para que favorezca, caiga bien, sea cómodo y versátil.

¿Qué grandes clientes ha vestido Félix Ramiro?
Empresarios, políticos, personal de la embajada, periodistas, personalidades del cine y la música… Pero, nosotros en los 34 años que llevamos, no vivimos de los famosos sino de la gente normal que apuesta por Félix Ramiro para los mejores momentos de su vida.

Y a todo el mundo se le trata por igual.
El trato es personalizado, calmado y experto. Los clientes en Félix Ramiro viven una experiencia única, tomándose algo gratis en la cafetería y disfrutando del mejor asesoramiento personalizado.

¿En qué ciudades estáis?
En Madrid, Toledo, Málaga, Coruña, Albacete y Tomelloso. Estamos en el Corte Inglés y para 2020 tenemos programadas aperturas en varios de sus centros.

¿Cuántas personas hay detrás de Félix Ramiro?
Directos e indirectos unos cincuenta.

¿Por qué precio se puede adquirir un traje en Félix Ramiro?
Tenemos una relación calidad precio inigualable.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here