El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó hoy martes que la economía mundial crecerá un 5,5 por ciento en 2021, un aumento de 0,3 puntos porcentuales respecto al pronóstico de octubre, según la actualización más reciente de sus Perspectivas de la Economía Mundial (PEM).

Ahora, mucho depende del resultado de esta «carrera» entre un virus mutante y las vacunas para acabar con la pandemia, y de la capacidad de las políticas para proporcionar un apoyo eficaz hasta que eso ocurra, dijo la economista en jefe del FMI, Gita Gopinath, durante una rueda de prensa virtual.

La mejora para 2021 refleja los efectos positivos del inicio de la vacunación en algunos países y el apoyo político adicional a finales de 2020 en economías como la de Estados Unidos y Japón, señaló.

Sin embargo, Gopinath dijo que los efectos positivos se ven parcialmente compensados por unas perspectivas en cierto grado peores a muy corto plazo, ya que las medidas para contener la propagación del virus moderan la actividad.

«Sigue existiendo una enorme incertidumbre y las perspectivas varían enormemente de acuerdo con los países», dijo la economista en jefe del FMI.

Un mayor éxito de la vacunación y de las terapias, y el apoyo político adicional podrían mejorar los resultados, mientras que la lentitud en el despliegue de las vacunas, las mutaciones del virus y la retirada prematura del apoyo de políticas pueden empeorar los resultados, dijo a los reporteros.

Si los riesgos a la baja se materializaran, un endurecimiento de las condiciones financieras podría amplificar el declive en un momento en que la deuda pública y corporativa está en máximos históricos en todo el mundo, continuó.

La recuperación en el crecimiento proyectada para este año se produce luego de un severo colapso en 2020, señaló Gopinath. La contracción calculada en 3,5 por ciento en 2020 es hasta cierto punto menos grave que la pronosticada anteriormente de 4,4 por ciento, pero sigue siendo la peor contracción mundial en tiempos de paz desde la Gran Depresión, dijo.

Gopinath señaló que debido a la naturaleza parcial de la recuperación, se espera que en 2021 más de 150 economías tengan ingresos per cápita por debajo de sus niveles de 2019 y añadió que el número disminuye apenas modestamente a unas 110 economías en 2022.

«Con 22 billones de dólares, la pérdida de producción acumulada proyectada para 2020-2025 en relación con los niveles pronosticados antes de la pandemia sigue siendo significativa» , dijo.

Luego de señalar que la fuerza de la recuperación proyectada también varía de forma significativa entre países, la economista en jefe del FMI dijo que China es una de las economías que regresaron al nivel proyectado antes de la pandemia en el cuarto trimestre de 2020, «muy por delante de» otras economías grandes.

De acuerdo con la más reciente actualización del PEM, se calcula que la economía china habrá crecido 2,3 por ciento en 2020.

«China ha tenido mucho éxito en la contención de la pandemia y eso ha desempeñado un papel muy importante para recuperar la actividad mucho más rápidamente», dijo Gopinath en respuesta a una pregunta de Xinhua.

«Se ha proporcionado un apoyo de política eficaz tanto en términos de política fiscal como de política monetaria», dijo Gopinath, quien añadió que las exportaciones de China también han subido en este entorno.

Malhar Nabar, jefe de división del Departamento de Investigación del FMI, quien hizo eco de las observaciones de Gopinath, dijo a los periodistas que el apoyo de política de China ha sido «un gran motor» de su «impresionante recuperación» en 2020.

«El apoyo al gasto público en infraestructura, y también el apoyo que se proporcionó a los hogares y a las empresas afectados, reforzado con las acciones agresivas del Banco Popular de China para proporcionar apoyo a la liquidez y asegurar esa provisión de crédito, siguen siendo fuertes», dijo Nabar.

«En el futuro, vemos una transferencia gradual a la actividad del sector privado, empezando por un repunte de la actividad de inversión privada», dijo. «De hecho, esto ya se ha visto en la segunda mitad del año pasado, y esperamos que continúe».

Nabar añadió que para asegurar la vía de la recuperación, es «de vital importancia» que China se asegure de que el reequilibrio hacia el consumo privado continúe y «tal vez incluso se acelere en cierta medida, con esfuerzos para fortalecer la red de seguridad social».

En 2021 se espera que China crezca 8,1 por ciento y un 5,6 por ciento en 2022, según la actualización del PEM del FMI. Por otra parte, se pronostica que la economía mundial crecerá 4,2 por ciento en 2022.

Gopinath dijo a los reporteros que los avances realizados hacia la convergencia en la última década están riesgo de ser revertidos y que se espera que las economías avanzadas en general se recuperen más rápido.

«Las recuperaciones más rápidas en las economías avanzadas se deberán en parte al apoyo de políticas más expansivas y a un acceso más rápido a las vacunas en relación con muchos países en desarrollo» , dijo.

«Los exportadores de petróleo y las economías basadas en el turismo enfrentan perspectivas particularmente difíciles debido al panorama moderado del precio del petróleo y a la esperada lenta normalización de los viajes transfronterizos» , añadió.

La economista en jefe del FMI también señaló que incluso al interior de los países, la carga de la crisis han caído de forma desigual sobre los diferentes grupos y ha incrementado la desigualdad. «Los trabajadores con menos educación, los jóvenes, las mujeres y los empleados informales han sufrido pérdidas desproporcionadas de ingresos» , añadió.

Gopinath agregó que se espera que cerca de 90 millones de individuos caigan en la pobreza extrema en 2020-2021, lo que revertirá la tendencia de las últimas dos décadas.

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here