Hallan una Homo sapiens que fue enterrada hace 14.000 años en los Pirineos

0

La Cova Gran, en el municipio español de Avellanes Santa Liña, guarda entre los sedimentos la historia de los humanos que han vivido allí en los últimos 50.000 años. Desde 2002, cuando el Centro de Estudios del patrimonio Arqueológico de la Universidad Autónoma de Barcelona comenzó con las excavaciones, se han hallado miles de restos de herramientas de piedra, sílex, agujas de coser e incluso puntas de jabalina de hueso. Pero nunca restos humanos. Hasta el año pasado, cuando el equipo halló en una zona a dos metros de profundidad y, a priori, poco prometedora, algunos huesos de una Homo Sapiens que vivió hace unos 14.000 millones de años. Su nombre: Linya, la mujer de La Noguera, según ABC.

En las excavaciones durante el verano pasado, el equipo encontró una falange. Tras la sorpresa y la incredulidad iniciales, llegó la confirmación de que, en efecto, eran huesos humanos. De momento, se han rescatado los fémures, lo que les dio la pista para saber que se trata de una mujer, los huesos largos de los brazos y algunas partes de las costillas, las vértebras y del cráneo de lo que, con toda certeza es una mujer, posiblemente de entre 17 y 20 años, de tamaño pequeño y que, según las pruebas del carbono 14, vivió hace entre 14.400 y 13.500 años, en el final del Paleolítico Superior.

«El cuerpo estaba en una posición decúbito supino dentro de una formación arqueológica formada por rocas que han caído, lo que nos dice que hay intencionalidad en el entierro, ya que los cadáveres de forma natural no quedan así tras la muerte», explica Rafael Mora, Catedrático del Departamento de Prehistoria de la UAB e investigador del Centro de Estudios del patrimonio Arqueológico de la Universidad Autónoma de Barcelona. Es decir, que utilizaron una suerte de ‘nicho’ accidental, un hueco creado al caer las rocas de la cueva, para introducir el cuerpo que ahora ha sido rescatado casi en su totalidad salvo la mayoría de las piezas del cráneo, que se encuentran a más profundidad y tendrán que ser rescatadas con sumo cuidado en los próximos años. «Es posible que encontremos grabados en la roca o un ajuar funerario y tenemos casi la total seguridad de que se trata de un enterramiento ritual, porque de otra forma los depredadores habrían eliminado estos restos».

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here