Los más conservadores tildan a Rebecca Henderson de “socialista”, y los de izquierda la critican por defender a las grandes empresas. Según la economista británica, quien imparte el curso “Reimaginando el capitalismo” en la Escuela de Negocios de Harvard,  el capitalismo de libre mercado ha sido una de las mayores fuentes de prosperidad humana y libertad de oportunidades. 

Pero para que el capitalismo funcione, debe ser libre y justo. Tiene que haber competencia de verdad. Y cuando hay grandes sectores de la población que no tienen las mismas oportunidades para participar en el sistema, eso tampoco es justo.

Sostenible

Dentro de un “capitalismo sustentable” las empresas generan rentabilidad y, al mismo tiempo, actúan para disminuir la contaminación y la desigualdad social. 

Pero no pueden trabajar solas en esto, sino que tienen que ponerse de acuerdo y trabajar con gobiernos locales para avanzar hacia este ideal. 

 En este sentido, hay que reinventar el sistema político para que sea libre y justo. Es un esfuerzo entre las empresas, los gobiernos y la sociedad civil, para que el sistema funcione bien para todos.

En este contexto, la desigualdad ha creado inestabilidad política y eso no beneficia a nadie. Por eso las empresas tienen una gran responsabilidad.

Transformación

El cambio necesario parte con una empresa. Luego se llega a nivel de la industria; la gente se da cuenta que las finanzas y la política deben transformarse.

Se estima que unas 1.000 empresas controlan el 73% del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo.

Si una fracción significativa de esas firmas se pone de acuerdo y decide que hay que hacer las cosas de otra manera, realmente pueden hacerlo. Porque ven los peligros de no hacer nada. 

Y el otro tema en cuestión es detener a las firmas que tienen malas prácticas. Por ejemplo, las que financian a los que niegan el cambio climático, o las que que trabajan activamente para frenar leyes justas para reducir la desigualdad.

Futuro

Aunque las empresas estén moviéndose en está dirección, Rebecca Henderson es realista. Esta reinvención ni va a pasar pronto ni será facil. 

En este sentido recuerda la economista que  80% de los activos financieros del mundo, están controlados por menos de 50 personas.

“Si ellos están reconociendo que tienen un problema, y se mueven en la dirección correcta, eso es una gran cambio” asegura Henderson.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here