El 30 de julio, los trabajadores recogieron tomates en el taller de cultivo industrializado de hortalizas de un invernadero inteligente moderno de Haisheng, un proyecto de demostración agrícola en Zhangye, provincia de Gansu. Wang Jiang / Pueblo en Línea
El 30 de julio, los trabajadores recogieron tomates en el taller de cultivo industrializado de hortalizas de un invernadero inteligente moderno de Haisheng, un proyecto de demostración agrícola en Zhangye, provincia de Gansu. Wang Jiang / Pueblo en Línea.

Fu Wen, Diario del Pueblo

La nieve vuela fuera del invernadero, mientras el interior está lleno de calabazas chinas. «Un invernadero produce alrededor de 120.000 jin de esta verdura (un jin equivale a medio kilo), y dos invernaderos producen una cantidad de calabazas chinas que se vende a 300.000 yuanes», dijo An Hai, el dueño del invernadero, hablando feliz sobre la cosecha. 

Este es el pueblo de Wangjiadun en Nijiaying, condado Linze de la ciudad de Zhangye, en la provincia de Gansu, China. Desde marzo del año pasado, An Hai ha construido once invernaderos con estructura de acero, uno de los cuales tiene el tamaño de nueve canchas de baloncesto. En agosto de este año, An Hai plantó calabazas chinas en dos invernaderos, que ahora se venden por lotes.

Cuando uno entra al invernadero, a la izquierda está el estanque integrado de agua y los fertilizantes. Después de mezclarlo todo, esto llega a las raíces de las plántulas de calabaza china a través de la tubería de riego por goteo. «La fórmula de agua y fertilizante ha sido establecida bajo la guía de expertos, y el sistema controla automáticamente la frecuencia, duración, temperatura y humedad del riego en el invernadero», dijo An Hai al periodista.

Hace poco más de un año, esta tierra seguía siendo parte del desierto de Gobi y la parte cultivada de Zhangye solo representaba menos del 10% de la superficie total. «Hemos convertido poco a poco una parte del desierto de Gobi en tierra cultivable, hemos ahorrado recursos hídricos para proteger la fuente de agua y hemos mejorado el rendimiento a través de la aplicación tecnología». Desde 2017, Zhangye ha desarrollado un total de 117.600 mu (1 mu equivale a 666 metros cuadrados) de terreno para la agricultura en Gobi, con un valor de producción total de 2.500 millones de yuanes, impulsando un aumento en los ingresos de 110.000 personas.

La escasez de agua es un punto débil en el desarrollo agrícola de Gobi. «Promovemos la construcción de tierras agrícolas de alto nivel mediante la nivelación de la tierra, el revestimiento de canales y la instalación de dispositivos de ahorro de agua de riego por goteo y aspersión». Zhang Wenbin, director de la Estación de Extensión Tecnológica de Cultivos Económicos Municipales, dijo que después de la transformación, se ahorrará al menos 1/3 del agua. «El índice de agua excedente se utilizará en el agua de riego para la agricultura de Gobi».

El desierto del Gobi ahora huele a frutas y verduras. En el Parque Ecoindustrial del Condado de Minle, la empresa Zhangye Haisheng Modern Agriculture Co., Ltd. tiene un moderno invernadero de vidrio inteligente que cubre un área de 200.000 metros cuadrados con un mayor grado de automatización. «Todo el invernadero, desde los materiales de construcción, los estándares de construcción hasta la tecnología de transporte, es muy avanzado». El gerente de tecnología de producción de la compañía, An Kangping, dijo que la temperatura, la humedad y la concentración de dióxido de carbono se controlan automáticamente mediante ordenador. Cada racimo de tomates cultivados en el invernadero tiene su número similar, y el tamaño, color y sabor de cada tomate es muy parecido. El riego y la fertilización de cada planta se controlan uniformemente mediante un sistema de ciclo de fertilización y agua de precisión. Además, en las partes superior, media e inferior del invernadero hay instalados sensores para garantizar un entorno de crecimiento constante de las plantas.

Con el fin de movilizar el entusiasmo del capital social para invertir en la agricultura de Gobi, el gobierno ha introducido sucesivamente una serie de medidas políticas. Desde 2017, Zhangye ha obtenido sucesivamente 215 millones de yuanes de fondos del gobierno central y provincial, además de aportar subsidios específicos, ofrecer ayudas tras la finalización de proyectos construidos y la sustitución de subsidios por premios, apoyando a las empresas en la asignación de tierras, la infraestructura de apoyo, la cría de plántulas y cultivos, el ahorro eficiente de agua, la investigación, el desarrollo científico, las ventas, la circulación de los productos y la creación de marca. 

«Gracias al atento servicio de los cuadros de la ciudad, el certificado de derechos de propiedad para más de 50 mu de tierra llegó rápidamente, puse un aval, obtuve sin problemas un préstamo de 2 millones de yuanes», dijo An Hai con gratitud. El agrónomo superior del Centro de Servicios Integrales Agrícolas y Rurales de la ciudad de Nijiaying también le proporcionó servicios de consulta gratuitos sobre el cultivo de plántulas, manejo del campo y control de plagas. «El agrónomo venía al menos dos veces por semana y me enseñó a reducir la densidad de siembra. El rendimiento de la calabaza china ha aumentado mucho». 

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here