La catedral de Notre Dame será reconstruida tal y como estaba antes de que ocurriera el fatídico incendio del pasado año.

Durante todos estos meses se ha especulado acerca de cómo terminaría siendo el techo de la catedral parisina.

Una aguja de cristal contemporánea o un jardín orgánico han sido las posibles reconstrucciones que más fuerza tomaron, no obstante, el techo tendrá de nuevo ese carácter histórico y la aguja será construida con plomo (material de la original).

La decisión final ha estado consensuada por el presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, los actuales arquitectos de la catedral y el general a cargo del proyecto de reconstrucción.

MANTENER EL ESPÍRITU

Este sería el motivo principal por el que finalmente se realizará una reconstrucción del modelo original y no se llevará a cabo una obra más moderna en el techo de la catedral.

«Será muy difícil calcar una réplica exacta, pero no queremos que pierda su esencia», así lo confirmó la nueva ministra de cultura, Roselyne Bachelot.

Notre Dame es el monumento más importante de París
Aspecto con el que luce Notre Dame actualmente

Inicialmente fue el propio Macron el que abogó por imprimir un toque más modernista a la cima de la catedral.

Aquello provocó que arquitectos de todo el mundo enviasen sus propuestas para encargarse de este imponente proyecto.

Finalmente el presidente de la República terminó decantándose por la reconstrucción original.

OBJETIVO PARÍS 2024

Macron se comprometía el pasado año a tener lista la catedral para dentro de cinco años.

El presidente de la República quiere reabrir Notre Dame a tiempo para los Juegos Olímpicos de 2024 en los que París será sede.

En estos momentos los planos ya están listos y la agencia encargada de su reconstrucción comenzará el próximo año.

Dentro del plan destaca la recreación de la aguja del siglo XIX por Viollet Le Duc.

IMPORTANCIA DE LA AGUJA

A pesar de que la Catedral de Notre Dame está considerada como una maravilla arquitectónica, su aguja es el elemento con mayor valor.

La primera aguja fue construida en el año 1250 y desmontada entre 1786 y 1792 porque, dado su mal estado, se temía que se derrumbara.

Le Duc construyó una aguja nueva de madera y plomo de 750 toneladas y con una altura de 93 metros desde el suelo.

La aguja de la Catedral de Notre Dame contará de nuevo con una altura de 93 metros
Aguja de Notre Dame

La base de la aguja estaba rodeada de estatuas de cobre que representaban a los doce apóstoles y de símbolos evangelistas.

Tanto las estatuas de los apóstoles como el gallo con reliquias que coronaba la flecha se salvaron del incendio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here