De izquierda a derecha; Stefano Sannino Embajador de Italia en España, Steven Forti Profesor de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Barcelona y Ricardo Merlo, Secretario de Estado italiano del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional

E.Guaylupo

La Embajada de Italia en Madrid organizó un encuentro en su sede oficial diplomática con motivo de la visita del Secretario de Estado de Asuntos Exteriores y Cooperación, Ricardo Merlo, y del Director General para los italianos en el extranjero, Luigi Vignali.

El encuentro fue iniciado por el anfitrión Stefano Sannino, embajador de Italia en España y también a continuación intervinieron Bruno Simili, subdirector de la revista “Il Mulino” y coordinador del número “Viaje entre los italianos en el extranjero”, dedicado a la movilidad italiana, y Steven Forti, investigador y autor del capítulo “Viaje entre los italianos en España”. A continuación, tuvo lugar un intenso debate con los representantes de la variada comunidad italiana en España.

En el debate informaron los panelistas que el flujo migratorio ha rebasado la cuota de 300.000 italianos residentes en España, doblando abundantemente los números de hace una década. Una colectividad estructurada y bien integrada que se concentra en algunas áreas específicas (Cataluña, Madrid, las Islas Canarias y Baleares, Andalucía y la Comunidad Valenciana, por este orden), con una edad media de 40 años y en la que aumentan de forma progresiva los italianos de segunda generación (es decir, hijos nacidos en España de italianos emigrados). Una emigración que, a pesar de las categorías, no siempre es fácil de identificar. De hecho, son más de 316.000 los connacionales en España que han obtenido el NIE (Número de Identidad de Extranjero). 

Por el contrario, los italianos que están inscritos en el AIRE (anagrafe italiana residenti estero) hasta el 31 de diciembre de 2019, resultan ser algo menos de 214.000, una diferencia de 100.000 unidades aproximadamente que se debe por un lado a la movilidad interna de la Unión Europea y por otro, a la falta de regularización de la posición en el registro de estado civil por parte de nuestros compatriotas.

En el transcurso del acto se anunció también la próxima apertura en Canarias de una ventanilla consular a la que seguirá la institución de una verdadera Agencia consular, con la que la Farnesina pretende responder a las peticiones de la creciente comunidad italiana que allí reside. 

Según los últimos datos españoles disponibles, son más de 57.000 los connacionales que se han establecido en el archipiélago atlántico, de los cuales 30.000 tiene inscripción al AIRE. El Secretario de Estado, Merlo, viajó a Canarias al día siguiente, el 30 de enero, para reunirse con los miembros representantes de la colectividad italiana y realizar un reconocimiento para localizar la sede de la prevista Agencia consular.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here