Trabajadores revisan instalaciones conectadas a la red en una central fotovoltaica de Shijiazhuang, provincia de Hebei. (Foto: Jia Minjie/ China Daily).
Trabajadores revisan instalaciones conectadas a la red en una central fotovoltaica de Shijiazhuang, provincia de Hebei. (Foto: Jia Minjie/ China Daily).

Hou Liqiang

China espera que para el 2025 el costo de suministrar energía solar a gran escala sea más barato que el uso del carbón. Esta disposición creará condiciones favorables para la ardua transición nacional hacia la neutralidad de carbono.

La continua disminución de los costos de generación eléctrica con energía solar y el abaratamiento de los sistemas de almacenamiento (baterías) garantizán un camino de producción estable”, se afirmó en el Foro sobre Almacenamiento de Energía Fotovoltaica, celebrado en Beijing.

Este foro se celebró dos días después de la IX Reunión del Comité Central de Asuntos Financieros y Económicos, presidida por Xi Jinping.

Un comunicado de prensa emitido después de la reunión, señaló que China construirá un sistema energético limpio, bajo en carbono, seguro y eficiente, controlará el uso de combustibles fósiles y tomará medidas para cambiar a fuentes de energía alternativas.”

Durante su intervención en la Cumbre de Ambición Climática, celebrada a través de un enlace de vídeo el pasado 12 de diciembre, el presidente Xi anunció que China elevará para el 2030 su capacidad total instalada de energía eólica y solar a más de 1.200 gigavatios.

“El primer gran desafío al que se enfrenta el nuevo desarrollo energético es seguir bajando costes. Si bien el costo de la energía solar sigue siendo el más bajo en comparación con otros tipos de energías renovables, su carácter intermitente dificulta una aplicación a gran escala”, explicó Chen Guoguang, presidente de la Unidad de Productos Fotovoltaicos Inteligentes de Huawei.

«La inevitable solución para abordar el problema es combinar la generación de energía fotovoltaica con el almacenamiento de esas energía en baterías», añadió.

Hace una década, Huawei comenzó su negocio relacionado con el almacenamiento de energía.

Chen considera que si en los próximos cinco años se logra avanzar en la rápida disminución del costo del almacenamiento de baterías, y con el apoyo de las instalaciones de almacenamiento, el precio de suministrar 1 kilovatio-hora de electricidad desde el sistema del país podría establecerse en 0.3 renminbi (4.6 centavos de dólar), un costo menor que el precio actual de la energía generada con carbón.

Para entonces, el sistema de energía solar dispondrá de una salida estable y controlable, siendo capaz de reemplazar al sistema tradicional de suministro de electricidad. Esta nueva realidad será fundamental para alcanzar la neutralidad de carbono antes del 2060.

Liu Wei, secretario general de la Alianza China para el Almacenamiento de Energía, detalló que en muchas regiones del país se ha estado promoviendo la implementación de nuevas instalaciones para el almacenamiento de la energía.

La base de datos de la Alianza China para el Almacenamiento de Energía evidencia que la capacidad instalada de nuevos proyectos energéticos que se están construyendo ya ha alcanzado los 4 gigavatios.

“Diecisiete regiones a nivel provincial han incluido la construcción de nuevos almacenamientos de energía en su XIV Pla Quinquenal (2021-25) y en sus objetivos a largo plazo hasta el 2035”, aseguró Liu. Y agregó que hay 29 regiones chinas de nivel provincial que han presentado políticas preferenciales para fomentar la construcción de nuevas instalaciones de almacenamiento de energía.

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here