Grandes zonas dentro de Tigray, en Etiopía, ahora son accesibles para los trabajadores humanitarios, pero los cargamentos de ayuda hacia la región todavía están bloqueados, indicó hoy la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCAH).

El acceso humanitario mejoró dentro de la región más septentrional del país y ahora grandes zonas son accesibles, lo que permitirá a los socios humanitarios reanudar de forma gradual las operaciones humanitarias, incluyendo la distribución de alimentos, el transporte de agua, los suministros médicos y las semillas para cultivo, añadió la OCAH.

Sin embargo se requiere con urgencia el reabastecimiento de suministros humanitarios, así como el de combustible, del cual dependen las operaciones humanitarias, agregó.

Aunque los suministros no pueden entrar a Tigray, la rotación de trabajadores humanitarios está mejorando, dijo la oficina. Los vuelos comerciales desde y hacia Mekelle, la capital regional, se detuvieron el 23 de junio. Sin embargo, el acceso carretero para los trabajadores humanitarios de Addis Abeba hacia Mekelle a través de la región vecina de Afar fue en general posible el 1, 4 y 6 de julio.

Funcionarios dijeron que cerca de dos docenas de sitios de desplazamiento carecen de agua en Mekelle debido a que no hay combustible para operar las bombas.

La falta de combustible también afecta el transporte de suministros humanitarios y comerciales dentro de la región. Varios socios tampoco han podido proporcionar ayuda en efectivo, añadió.

«Resulta crítico llevar personal y suministros humanitarios y comerciales adicionales hacia Tigray, restablecer la electricidad y las telecomunicaciones, y garantizar que haya efectivo y combustible disponibles en toda la región para la continuidad de las operaciones humanitarias» , indicó la OCAH.

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here