Con una fortuna de 2.200 millones de dólares y su propia marca personal, Aerin, esta neoyorquina, criada en la alta sociedad, pisa fuerte en el mundo de la Cosmética. Está destinada a comandar los designios de Estée Lauder / Raúl Sánchez Pool.
A

Aerin Rebecca Lauder, de 48 años de edad, es la nieta de Estée y Joseph Lauder, fundadores del gigantesco imperio cosmético Estée Lauder Companies.

Este grupo norteamericano ocupa en la actualidad el segundo lugar a nivel mundial, por detrás de L´Oreal, en el sector de la Belleza con una facturación en 2018  de 13.683 millones de dólares (11.959,4 millones de euros).

Fundada en 1946 Estée Lauder comercializa sus referencias en 150 países y tiene 46.000 empleados en todo el mundo.

Su grupo mueve 11.959 millones de euros, con 46.000 empleados en 150 países

Dentro de su portafolio se encuentran marcas reconocidas en el ámbito del maquillaje, el cuidado de la piel, del pelo y la perfumería: Donna Karan, Michael Kors, Tom Ford, Tommy Hilfiger, Tory Burch, Aveda, Bobbi Brown, Clinique, La Mer y MAC Cosmetics….

Una infancia rodeada de cosmética

Aerin Lauder, nacida en Nueva York (Estados Unidos) un 23 de abril de 1970, descubrió el mundo de la cosmética gracias a su abuela a quien admiraba. Desde pequeña mostró interés por todo lo que tenía que ver con el imperio familiar y ello hizo que, tras pasar por la Universidad de Pennsylvania y graduarse, entrase en Estée Lauder.

No lo haría dentro de un destacado puesto directivo sino que la recién licenciada accedió al área dedicada a crear los diferentes productos de la compañía.

Desde allí fue escalando puestos y adquiriendo responsabilidades con la perspectiva puesta en alcanzar un día la cumbre de un imperio que espera el relevo de su fundadora, fallecida en 2004.

Pero en el camino ha decidido emprender por su cuenta aunque eso sí dentro del propio grupo donde ejerce también como directora creativa. Por este motivo, en 2012, creó su propia  firma homónima, AERIN, una marca nicho dentro del mundo del lujo con un público femenino mucho más específico. 

Así, bajo el paraguas de su nombre no solo vende productos de cosmética y fragancias sino también elementos de decoración. 

Detrás del éxito de Aerin Rebecca Lauder, que cuenta con un patrimonio de 2.200 millones  de dólares, está muy presente la figura de su abuela de quien ha heredado ese toque especial. 

Este no es otro que el contacto directo con la clienta o “High Touch” (Dar lo mejor a todos los que nos rodean) como lo definen en la compañía. Con ese toque Estée Lauder forjó su imperio. Desde 1996 Aerin está casada con Eric Zinterhofer, a quien conoció en la Universidad de Pennsylvania cuando ella estaba en su último año y él en el primero. El matrimonio tiene dos hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here