Ferrari ha sido uno de los primeros equipos en reaccionar ante el desastre económico provocado por el parón del campeonato, y es que tan solo en sueldos conseguirá ahorrarse la mareante cifra de 40 millones de euros.

La “Scuderia” italiana siempre ha destacado dentro del panorama automovilístico por abanderar el lujo y la ostentación. Sin embargo, la crisis provocada por la pandemia del Covid-19 ha afectado plenamente a todo el espectro vinculado al Mundial de Fórmula 1.

Para comprender este baile de números hay que conocer las últimas noticias que han girado alrededor de la Scuderia.

CAMBIO DE PILOTOS

Ferrari anunciaba hace unas semanas el fichaje de Carlos Sainz, quien entrará a formar parte de la estructura de Maranello a partir del 2021.

El piloto español ocupará el puesto que deja el tetracampeón de la Fórmula 1, Sebastian Vettel. El alemán abandonará la Scuderia al no llegar a un acuerdo en el sueldo de su contrato.

Ferrari ahorrará cerca de 20 millones con esta operación. Pues el sueldo del piloto español es de 8 millones, frente a los 26 que cobraba Sebastian Vettel.
Carlos Sainz ficha por ferrari

Las últimas informaciones hablan de que Ferrari le ofreció un nuevo contrato por un año, en el que se embolsaría unos 12 millones de euros. Sin embargo, el sueldo del piloto alemán venía rondando los 26 millones, por lo que rechazó inmediatamente la renovación.

Sainz firmaba un acuerdo con la entidad italiana con el que cobrará 8 millones de euros. Es decir, con esta operación de cambio de pilotos, Ferrari se ahorra cerca de 20 millones de euros.

AJUSTE EN LAS CUENTAS

La Scuderia italiana ya venía imponiendo en su estructura, un recorte en los sueldos de sus pilotos. En el año 2019, el piloto finlandés Kimi Räikkönen ponía fin a su etapa en Ferrari y le reemplazaría Charles Leclerc.

Esta operación supuso el primer gran ahorro de Ferrari, pasando de los 20 millones que cobraba Kimi, a los 9 millones que actualmente recibe Leclerc.

Ferrari ya se ahorró una gran cifra monetaria con el cambio de pilotos en el 2019. Kimi abandonaba la Scuderia y Leclerc ocupaba su puesto.
Kimi Räikkönen con el mono de Ferrari

Con ambas operaciones, son cerca de 40 millones, los que el conjunto italiano logra guardarse dentro de sus arcas.

COMPLICADA SITUACIÓN DE LA F1

Sin la celebración del los Grandes Premios con los que cuenta este campeonato, los canales que albergan todo este espectáculo dejan de emitir dinero y el sistema entra en crisis.

Según datos propios de Liberty Media, los ingresos correspondientes al primer trimestre del año han caído un 84%, al pasar de los 228 millones de euros recaudados en 2019 a los 36 millones actuales. 

Para el año 2021, ya se espera que se ponga en marcha la medida económica que fija el límite presupuestario de las escuderías en 135 millones de euros. La idea es que esa cantidad todavía se vaya revisando a la baja hasta dejarla en menos de 125 millones en 2023. 

Este hecho, supone un auténtico tijeretazo en el mundo de la F1, si tenemos en cuenta que el presupuesto anual de Ferrari y Mercedes, por nombrar los dos más elevados, rondaba los 380 millones de euros.

TRANSICIÓN EN SU POLÍTICA

Históricamente, la scuderia italiana siempre ha destacado por liderar el mundo del automovilismo. Por otro lado, en materia económica, también pertenecían a la élite, pues contar con los mejores pilotos en sus filas no les salía nada barato, no obstante, los resultados siempre los avalaban.

La década del 2000 fue dorada para Ferrari. Michael Schumacher lograba cinco campeonatos consecutivos (2000-2004) y Kimi también levantaba el premio en el 2007.

Después de esos años, Ferrari continuó fichando a los mejores pilotos del panorama. Nombres como el del asturiano Fernando Alonso o como el de Sebastian Vettel, ambos, campeones de la F1.

Sin embargo, algo ha cambiado dentro de las estructuras de Maranello, apostando por jóvenes promesas, y cerrando de forma considerable su cartera. En un futuro podrá verse si esta estrategia será efectiva.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here