Leonardo Da Vinci (1452-1519): talento insuperable

0

El genio florentino ha sido un titán en todas las áreas del conocimiento humano. Reconocido por ser el autor de la pintura más famosa de la historia (“Mona Lisa”) o del dibujo más icónico (“El Hombre de Vitruvio”), estas tan solo son la punta del iceberg de una fascinante trayectoria. Leonardo Da Vinci produjo en sus 67 años de vida maravillas en diversas disciplinas que resultan difíciles de dimensionar en el altamente especializado mundo actual. 

El primer biógrafo de Leonardo Da Vinci,  Giorgio Vasari, afirma sobre la enorme figura del polímata toscano que “a veces, de forma sobrenatural, una sola persona está maravillosamente dotada por el cielo de belleza, gracia y talento en tanta abundancia que su propia existencia es divina y todo lo que hace proviene de Dios antes que del arte humano”.

Leonardo nació el 15 de abril de 1452 en Florencia. Murió el 2 de mayo de 1519. Sus restos descansan en la capilla de Saint Hubert, en el castillo de Amboise (Francia). Era el hijo ilegítimo de Piero Fruosino di Antonio, noble y embajador de la República de Florencia, y de una joven campesina llamada Caterina di Meo Lippi. 

Autodidacta

La educación del paradigma del hombre del Renacimiento tuvo lugar en el municipio florentino de Vinci donde aprendió los conocimientos básicos de lectura, escritura y aritmética. 

Esta circunstancia hizo creer a sus contemporáneos que era un iletrado y sin embargo, gracias a ser un autodidacta, pudo crear sus propios métodos de acercamiento al conocimiento y cuestionar los dogmas establecidos.

Leonardo Da Vinci pronto manifestó inquietud por la naturaleza. Su curiosidad le llevó a pintar seres mitológicos inventados por él mismo, inspirados en sus observaciones. 

Hasta el punto que el padre del genio florentino quedó aterrado a la vez que fascinado por uno de los dibujos que pintó su vástago.

Un simple artista

Da Vinci fue admirado por sus colegas de las artes, pero criticado a su vez por las élites científicas, que no lo consideraban como a un igual.

Michael W. Kwakkelstein, director del Instituto Universitario Holandés de Historia del Arte de Florencia, recuerda en este sentido un episodio de su vida muy significativo. 

Durante un debate público en la corte de Milán, los científicos allí presentes se burlaron de él por refutar el conocimiento de Aristóteles o estar en contra de la teoría de los eruditos medievales. 

El mensaje era claro: “Eres un artista, ¿qué sabes tú?”. Según Kwakkelstein, “ese episodio hirió el orgullo de Leonardo”.

Traslado a milán

En 1482, Leonardo da Vinci abandonó Florencia y se asentó en Milán, la ciudad industrial del Renacimiento. Allí, se presentó ante Ludovico Sforza, duque de Milán, que pasó a ser su mecenas. Permaneció en su corte durante 17 años como ingeniero.

En 1490, abrió una escuela en la ciudad lombarda en la que enseñaba todos sus conocimientos y compartía sus investigaciones.  

De ese mismo año data el “Hombre de Vitruvio”, el famoso dibujo con el que Leonardo explicaba las proporciones ideales del cuerpo humano.

Fuente de inspiración

Gian Giacomo Caprotti, El Salai, fue el alumno predilecto de Da Vinci con quien mantuvo una relación amorosa y del cual no se separó durante más de 25 años. 

En los cuadros donde el italiano le utilizó como modelo lo reflejan como un personaje ambiguo y extremadamente andrógino.

Genio universal

Da Vinci fue un artista e inventor cuyos talentos incluyeron la Arquitectura, la Anatomía, la Ingeniería y la Escultura, así como la Pintura. Sus trabajos y sobre todo los dibujos de Da Vinci como anatomista son de los aspectos mas famosos de su faceta científica. Sin embargo, dejó inconclusas varias obras, entre ellas la “Mona Lisa”, y nunca publicó en vida sus escritos científicos.

Mano de garra

El artista podría haber sufrido un daño en los nervios producto de una caída, hecho que le impidió seguir sus trabajos de pintura en sus últimos años. Los expertos consideran que sería factible diagnosticarle parálisis ulnar o “mano de garra” al analizar la representación de su mano derecha en dos de sus obras. Aun así siguió creando hasta el fin de sus días.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here