La llegada de la fotografía hizo pensar a mucha gente que la pintura desaparecería y no haría falta por tanto encargar a un pintor un retrato. 

Con el tiempo pintores y fotógrafos han sabido diferenciar las dos técnicas. Y hoy en día ambas conviven amigablemente.

En este sentido, muchos pintores trabajan con la cámara fotográfica para captar momentos que luego serán la imagen real de su lienzo.

Es el llamado Fotorrealismo, una práctica  que consiste en hacer un cuadro a través de una fotografía. 

Los fotorrealistas sustituyen el ojo humano por el objetivo de la cámara para aproximarse a la realidad contemporánea tratando de asegurar el paso de la fotografía al lienzo a través del empleo de medios modernos.

Así el artista americano Richard Estes se vale de la proyección de fotografías hechas por él mismo a las que también aplica dibujo para garantizar el color y la forma realista de sus cuadros. Aún estando tan próximo a la fotografía él se considera un pintor tradicional.

Por su parte el pintor alemán Mike Dargas está especializado en retratos hiperrealistas cuyos resultados son más que increíbles. 

Dargas comenzó a pintar cuando era un niño y en sus primeras obras ya solía utilizar el óleo. Vendía sus obras a los amigos, los cuales estaban fascinados con su arte. 

Hoy en día es uno de los pintores hiperrealistas más conocidos y cotizados mundialmente. 

Paloma Porrero de Chávarri

Artista española de gran personalidad es  conocida por el realismo y la meticulosidad con la que planea la temática de sus cuadros. Sabe que la luz es lo más importante en su pintura y trabaja para que los elementos que pinta tengan un encuadre único. Ella ha declarado para Style International que su obra es realista porque necesita ver lo que expresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here