Los ‘millennials’, generación que ha alcanzado la mayoría de edad después del año 2000, apuestan por un futuro con una movilidad más sostenible, pero también por seguir conduciendo y hacerlo con un coche propio. 

Estos son algunos de los resultados del primer estudio DUCIT de 2018, el Observatorio Español de Conductores creado por el RACE, que refleja cómo el 89% de los encuestados tiene coche en propiedad o, al menos, tiene la intención de comprar uno en los próximos años. 

El precio, el tipo de energía, la tecnología de seguridad que incluye el
vehículo o los costes de mantenimiento son algunos de los elementos
bastantes o muy importantes en los que se basa la decisión de renovar o comprar un vehículo para el 90% de ellos. 

El tipo de energía utilizada por el vehículo importa bastante o mucho a un 92% de los integrantes de este colectivo, y son los coches híbridos hacia los que esta generación muestra más predisposición; de hecho, el 66% de los entrevistados declara que probablemente compraría un coche con este tipo de
tecnología. 

Tras los híbridos, se sitúan los vehículos eléctricos, una opción de compra para un 50% del colectivo. 

En cambio, son menos de la mitad los integrantes de esta generación que se interesan por coches con motores diésel (44%) o gasolina (43%). Por otro lado, el 83% de los españoles entre 25 y 36 años conducen todos o casi todos los días, y tres de cada cuatro reconocen que les gusta conducir. 

Menos de la mitad (sólo el 45%) de los ‘millennials’ con carnet de conducir piensa que los coches autónomos serán una realidad habitual en unos años. 

El resto de integrantes de esta generación de conductores piensa que, aunque técnicamente sea posible, no sustituirán a los coches con conductor. 

En este sentido, su predisposición a tener un coche con algún grado de automatización es bastante limitada y la preferida es aquella en la que el conductor está todo el tiempo al mando del coche, pudiendo intervenir el sistema sólo si se activa un modo específico (por ejemplo, el control de velocidad de crucero).

Otro de los datos más destacados de este Informe DUCIT encargado por el RACE es el análisis de métodos de transporte alternativos. 

Se ha preguntado por bicicletas -propias y alquiladas por horas-, coches compartidos -‘carsharing’, privados, compartiendo gastos, servicios privados con conductor-, ‘motosharing’, etc., y el resultado es que el 19% de los ‘millennials’ no utiliza ninguno de ellos con una frecuencia mayor a una vez al mes, optando por ellos más a modo de complemento ocasional que como una solución real de movilidad. 

Estos datos llamativos se complementan con una gran concienciación de los jóvenes respecto al medio ambiente. 

Y es que el ‘millennial’ busca una movilidad consistente en tener coche propio, pero que éste sea poco o nada contaminante. 

Entre las medidas que podrían reducir la contaminación está la del uso de vehículos con energías alternativas menos contaminantes, para cuya aplicación el 88% reclama ayudas para la compra. 

En el mismo porcentaje, los entrevistados apuestan por una política de incentivos para ayudar a usar más el transporte público.

Enrique de Areba, Director de Global Motor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here