Mano de Santa: un pequeño gran placer gastronómico en la capital

0
De arriba abajo y de izda. a dcha.; Álvaro Cañellas, Dani Garrido,, Nacho Chicharro y José Tomás Garrido. Imagen: José Salto
De arriba abajo y de izda. a dcha.; Álvaro Cañellas, Dani Garrido,, Nacho Chicharro y José Tomás Garrido. Imagen: José Salto

Ana S. DiéguezIntense Comunicación

En pleno corazón del exclusivo Barrio de Salamanca nos topamos con un coqueto restaurante que nos seduce con una cuidada propuesta gastronómica de corte viajero que busca siempre el disfrute del cliente.

INTRÉPIDOS PALADARES

Detrás de Mano de Santa, los chefs Nacho Chicharro y Dani Garrido, el bartender Álvaro Cañellas y su socio José Tomás Garrido, nos seducen con una original propuesta gastronómica. Una atractiva sucesión de platos que tientan a los amantes de los pequeños placeres haciéndoles disfrutar de increíbles aromas, matices y sabores.

Cuatro amigos. Hosteleros. Emprendedores. Un cuarteto apasionado de la gastronomía, cargados de ganas, ambición e ilusión. Un bonito y original proyecto que busca convertirse en el refugio particular de los amantes de la buena mesa. Aquellos apasionados de la coctelería. Disfrutones. Vividores. Intrépidos paladares que disfrutan del placer de los detalles y de esos pequeños placeres que nunca se olvidan.

En resumen, Mano de Santa, es un soplo de aire fresco en plena vorágine urbanita, que nos brinda recuerdos de viajes a través de sus cuidadas elaboraciones. Tanto sus platos, como su carta líquida, son el reflejo de la larga e intensa trayectoria profesional de sus precursores. Una buena muestra de saber hacer que supera con creces las expectativas de los paladares más exigentes.

VIAJE EN EL TIEMPO

Mano de Santa aterrizó en una de las zonas más exclusivas de la capital con el reto de hacernos viajar en el tiempo a través de originales elaboraciones con pinceladas internacionales que nos tientan a sumergirnos en su atractiva carta.

Con una curiosidad que se podía palpar a distancia, nos adentramos en el precioso espacio, ansiosos por probar algunos de los platos más emblemáticos de Mano de Santa.

Dumpling de ropa vieja con caldo de cocido (José Salto).
Dumpling de ropa vieja con caldo de cocido (José Salto).

Alex, el encantador jefe de sala nos sugirió comenzar compartiendo la ensaladilla rusa con gambas y tortilla crujiente de camarones. Una atrevida versión de un plato de toda la vida, que es un verdadero espectáculo. Una maravillosa combinación de texturas repleta de sabor que nos convenció desde el primer bocado y que dio paso a unas riquísimas croquetas de Idiazábal y piñones con crema de membrillo.

PLATOS EXQUISITOS

Originales, cremosas y deliciosas, nos condujeron al excepcional dumpling de ropa vieja con caldo de cocido. Un pequeño gran bocado que nunca puede faltar cuando se visita Mano de Santa. Una textura magnífica, delicada y ligera, que esconde un relleno intenso y sabroso que se complementa de maravilla con el acertado caldo de cocido que vierten sobre el dumpling ante nuestra atenta mirada.

De los platos principales optamos por probar el mero marinado en teriyaki con emulsión de jalapeños que nos pareció sencillamente brutal. Un producto de primera, elaborado con maestría y con ese toque picantito que tanto nos gusta, y que tenemos claro que nos hará volver a Mano de Santa muy pronto, ya que el simple recuerdo de esa maravillosa salsa nos hace salivar. De guarnición, no pudimos resistirnos a probar las mini setas al wok con ajo y jengibre. Sin duda el complemento ideal para el maravilloso mero.

Mejillones escabechados con naranja y bergamota (José Salto).

En el apartado de las carnes nos llamó la atención el solomillo a la parrilla, duxelle con jugo de carne y trufas. Un plato que roza la perfección y que acompañamos de unos increíbles bocaditos de brócoli con emulsión de sésamo. Una receta no solo saludable sino también sensacional.

AIRE FRESCO

El broche final vino de mano de una magnífica ganache de chocolate blanco y yogur griego con maracuyá. Un postre revolucionario, cremoso, dulce y explosivo que genera adicción. Absolutamente PERFECTO.

Mano de Santa nos seduce con una propuesta gastronómica dinámica, accesible e ininterrumpida. Una bocanada de aire fresco disponible a cualquier hora del día donde disfrutar siempre de momentos inolvidables acompañados de deliciosos bocados de placer en un espacio que incita el disfrute y que invita a VOLVER.

Mano de Santa

Dirección: Calle del General Díaz Porlier, 95, 28006 Madrid

Teléfono: 917 24 17 87

Reservasrestaurantemanodesanta.com

Precio Medio: 45€

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here