Se cumple el V aniversario de la primera vuelta al mundo, protagonizada por el portugués Fernando de Magallanes y el español Juan Sebastián Elcano

El viaje que lo cambió todo

Tras el descubrimiento de América, en 1492, las Coronas de Castilla y Portugal comenzaron un fascinante proceso de exploración en las tierras y océanos del nuevo mundo, en busca de nuevas rutas comerciales y metales preciosos.

 Especialmente destacada en el imaginario colectivo sería la hazaña de los exploradores Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, que demostraron la esfericidad del globo terráqueo.

Más allá del fin del mundo

Por ello, Magallanes ofreció a Carlos V una temeraria expedición hacia lo desconocido, para completar el viaje de Colón y llevar el pendón de Castilla a la remota tierra de las especias.

El Portugués Fernando de Magallanes y el marinero vasco Juan Sebastián Elcano

La expedición partió de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519. Bordeando interminablemente la costa oriental sudamericana, la flota castellana superó el continente americano a través del Estrecho de Magallanes, bautizado así en honor del explorador Portugués el 21 de noviembre de 1520.

El origen de la Leyenda

Tras descubrir las llamadas Islas Filipinas, se produjo una de las grandes tragedias de la historia del Imperio Español, la muerte de Fernando de Magallanes en la batalla de Mactán, librada contra los pueblos indígenas de la isla el 27 de abril de 1521. Con su gran capitán en la memoria, la expedición continuó hacia su objetivo y alcanzaron las islas de las especias con el vasco Juan Sebastián Elcano a la cabeza.

El regreso constituyó una epopeya en sí mismo, con la Nao victoria y sus valientes supervivientes infiltrándose a través de la ruta portuguesa en su despesperado intento de regresar a la Península Ibérica.

Finalmente, la exigua expedición alcanzó Sanlúcar el 6 de septiembre de 1522, completando la primera vuelta al mundo, convirtiendo a los supervivientes en hombres afortunados y permitiendo a los caídos escribir su gesta en los anales de la historia.

Entre Dragones y Sirenas

Curiosamente, es un falso mito que se desconociera la esfericidad del planeta Tierra en el S.XVI. En realidad este dato fue recogido por el pensamiento escolástico medieval de la tradición helenística a través de autores como Isidoro de Sevilla. Sin embargo, este viaje fue, sin pretenderlo, la primera demostración empírica de que la tierra no es plana.

El tropiezo de Colón

En realidad, los descubrimientos de Colón y Magallanes están directamente relacionados. Para empezar, porque ambos partieron de España persiguiendo el mismo objetivo: las especias de las Indias Orientales.

Afortunadamente para España, Colón había tropezado en su viaje hacia las especias con un Nuevo Mundo colmado de riquezas minerales, ideal para hidalgos y plebeyos en busca de fama y fortuna, o clérigos en busca de almas. Pero para un comerciante consolidado el negocio verdaderamente rentable se encontraba en las especias.

El petróleo del S.XVI

Este valioso recurso, destinado al aderezo de los alimentos, era tan cotizado en la alta sociedad occidental del S. XVI como el petróleo en siglo XXI. Su transacción permitía el dinamismo económico de las metrópolis, el emprendimiento de investigaciones tecnológicas estratégicas y la financiación de poderosos ejércitos.

El problema para España era que Portugal se había adelantado a través de una ruta marítima oriental bordeando la costa de África.  Desde su llegada al océano índico los portugueses establecieron un monopolio sobre el tráfico del Jengibre de la costa malabar, la canela de Ceilán, el clavo de las Molucas, la nuez moscada de Banda o la pimienta de Sumatra.

Santiago de Dios

16/09/2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here