El fabricante alemán produce ya baterías en tres continentes. Mercedes ha desarrollado durante estos últimos años una estrategia dirigida a liderar el cambio de propulsión en sus vehículos de turismo y comerciales.

Mercedes-Benz ha comenzado a construir una nueva fábrica de baterías en la sub-fábrica de Brühl, que forma parte del complejo de Untertürkheim, dondeya se producen los motores híbridos y de célula de combustible. 

Con esta nueva sub-fábrica, Mercedes-Benz Untertürkheim, avanza en su transformación hacia una fábrica de alta tecnología en movilidad eléctrica.

Para finales de la década, la compañía producirá baterías de alta eficiencia para sus futuros vehículos eléctricos EQ. 

Esta sub-fábrica de Brühl, de 12.000 m2 y neutra en emisiones de carbono, tendrá un papel muy importante en la red de producción mundial de baterías de Mercedes, que comprende un total de nueve fábricas en siete lugares distintos repartidos por tres continentes. 
El constructor alemán está invirtiendo más de 1.000 millones en esta red mundial de producción.

La independencia tecnológica de Mercedes, dará como resultado una nueva etapa de crecimiento en el inminente cambio tecnológico que se está produciendo en estos momentos en la industria del automóvil, como nos comenta, Enrique de Areba, Vicepresidente de IBC & Partners.

Esta división del conglomerado alemán Daimler, está haciendo los deberes, de acuerdo con las exigencias de Bruselas en los próximos años en materia de reducción de las emisiones de CO2 a la atmosfera.

Otros fabricantes alemanes, como son BMW y VW,  ya han comenzado a desarrollar estrategias parecidas a las del grupo Daimler.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here