Un trabajador desinfecta los alimentos envasados de la cadena de frío que se exhibirán en la tercera Exposición Internacional de Importaciones de China en Shanghai el 29 de octubre. La exposición concluye este martes. [Foto proporcionada a China Daily].
Un trabajador desinfecta los alimentos envasados de la cadena de frío que se exhibirán en la tercera Exposición Internacional de Importaciones de China en Shanghai el 29 de octubre. La exposición concluye este martes. [Foto proporcionada a China Daily].

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recibido la garantía china de que se organizará una investigación internacional en el terreno para ahondar en los orígenes del nuevo coronavirus, destacó este lunes el principal experto en emergencias de la OMS.

Actualmente, los investigadores chinos están llevando a cabo estudios epidemiológicos sobre los primeros casos y condiciones del brote del mercado de mariscos de Wuhan, donde se considera debutó en China el nuevo coronavirus.

Asimismo, se ha formado un equipo internacional de expertos para llevar a cabo estudios de Fase 2.

«Esperamos trabajar sobre el terreno. Tenemos que lograr que el equipo internacional se una a nuestros colegas chinos y examinen resultados in situ. También las conclusiones de los estudios de Fase 1 hay que verificarlas en el terreno», precisó el Dr. Mike Ryan, experto en emergencias de la OMS, durante una sesión informativa.

Esto ayudará a garantizar «que la comunidad internacional pueda asegurarse de la calidad de la ciencia», añadió.

Ryan afirmó que el mercado de Wuhan es «probable que haya sido un punto de amplificación» de la transmisión del nuevo coronavirus, pero aún no se sabe si fue mediante transmisión humana, animal o ambiental. Y recordó de casos en humanos que precedieron ese brote.

Desde su perspectiva, en algunas situaciones pudiera existir más de un paciente cero debido a una presumible brecha de la especie.

Cada vez aparece información de que el virus han sido identificados en muchos países distintos, acotó.

Un estudio reciente del Instituto Nacional del Cáncer de Italia sugirió que el COVID-19 ya estaba circulando por la ciudad italiana de Milán desde septiembre del 2019, tres meses antes de que se reportara por primera vez en China.

La OMS también informó que estaba examinando los resultados de Italia, solicitando aclaraciones y que se pondrían en contacto con los autores «para discutir y organizar nuevos análisis de las muestras disponibles y la verificación de los resultados de neutralización».

«Esos estudios académicos deben ser parte de la búsqueda. Si pudiéramos combinar los esfuerzos de los científicos de estos países y pedirles que participen en la investigación, podríamos estar mucho más cerca de la verdad sobre el origen del nuevo coronavirus», aseguró este martes al Global Times el doctor Wang Guangfa, especialista en vías respiratorias del Primer Hospital de la Universidad de Beijing, quien estuvo en Wuhan desde la primera etapa del brote.

Wang indicó que el rastreo de origen, dirigido por la OMS, debería hacerse en cualquier país que estuviera afectado por la pandemia, incluido Italia, España, otras naciones europeas y Estados Unidos.

Encontrar el origen del nuevo virus no es un asunto político, es científico. E invitó a expertos extranjeros a que visiten China como muestra de la actitud proactiva y abierta que mantiene la nación en esta búsqueda.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS -junto a otros altos funcionarios de la organización- informó la semana pasada a los 194 países miembros de la OMS sobre los progresos en la investigación que fue ordenada en el mes de mayo por los ministros de salud. 

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here