La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó hoy martes un informe sobre el rastreo global de los orígenes de la COVID-19, después de una investigación conjunta con China sobre cuestiones como las vías del virus y la futura investigación en diferentes países.

Un total de 34 expertos de la OMS y China llevaron a cabo conjuntamente una investigación de 28 días, del 14 de enero al 10 de febrero, en Wuhan, China.

Los expertos hicieron una evaluación de la probabilidad de las vías posibles. Según el informe, la introducción de la COVID-19 a través de un huésped intermedio es «de probable a muy probable», la introducción a través de productos de la cadena de frío de alimentos es «probable» y la introducción a través de un incidente de laboratorio es «extremadamente improbable».

Los expertos también hicieron una serie de recomendaciones para futuras investigaciones: desarrollar una base de datos de información integral, realizar más investigación retrospectiva y sistemática sobre casos anteriores y posibles huéspedes, y analizar el papel diferente de la cadena de frío en la posible introducción y propagación del virus.

China está convencida de que la investigación conjunta desempeñará un papel positivo en la promoción de la cooperación global en el rastreo del origen de la COVID-19, dijo este martes un portavoz de la cancillería china.

También el martes, la OMS celebró una sesión informativa con los países miembros sobre el informe. Durante la sesión informativa, Liang Wannian, integrante del equipo conjunto OMS-China, dijo que la investigación de rastreo del origen del nuevo coronavirus en China es parte del estudio global de los orígenes del virus y es el primer paso.

Todas las conclusiones y recomendaciones del informe están basadas en una perspectiva global, y la investigación futura no se limitará a un área determinada, indicó Liang.

Aunque el proceso de búsqueda de la fuente del virus aún continúa, la evidencia y los datos incluidos en este informe ya ofrecen una visión clave sobre el mismo.

Por ejemplo, el equipo «revisó datos de estudios publicados de diferentes países que sugieren una circulación temprana» del nuevo coronavirus, según el informe.

Los hallazgos mostraron que «algunas de las muestras presuntamente positivas fueron detectadas incluso antes que el primer caso en Wuhan, lo que sugiere la posibilidad de circulación no detectada en otros países», dijo el informe, y agregó que «no obstante, es importante investigar estos potenciales eventos tempranos».

El rastreo de los orígenes del nuevo coronavirus tiene que ver con la ciencia y debe ser realizado conjuntamente por científicos de todo el mundo, dijo Chen Xu, jefe de la Misión China ante las Naciones Unidas en Ginebra.

Esta investigación conjunta desempeñará un papel positivo en la promoción del rastreo del origen en muchos países y regiones del mundo, y proporcionará una guía científica para que la raza humana comprenda mejor el virus, agregó Chen.

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here