queso pule
Donkey cheese Zasavica (serbia.com).

En 2012 el queso Pule (en serbio potro) se convirtió en el más cotizado del mundo. Con un precio que ronda los 1.000 euros por kilo, incluso alcanzó los 5.000 euros/kilo en los mercados especulativos. ¿La razón? La escasez de materia prima.

120 EJEMPLARES

Para obtener un kilogramo de este queso hacen falta como mínimo 25 litros de leche de burra de los Balcanes. Estos animales habitan a unos 80 kilómetros al oeste de Belgrado, en la localidad de Sremska Mitrovica.

Únicos en el mundo, solo hay 120 ejemplares que forman parte del entorno de una pequeña reserva natural llamada Zasavica donde pueden vivir en un estado de conservación favorable. Este ecosistema, de gran importancia tanto para Europa como para Serbia, es un espacio para la biodiversidad repleto de praderas, pastos, aguas abiertas, pantanos, humedales y manantiales de agua.

PRODUCCIÓN ESCASA

El problema es que las burras de los Balcanes producen una cantidad de leche muy reducida. De hecho, hacen falta al menos 15 animales para obtener un solo litro al día. Por este motivo, se ordeñan tres veces en un proceso que se hace totalmente a mano.

El resultado es un lácteo con un nivel de grasa realmente bajo y que hasta hace poco no se había empleado para hacer quesos. Siendo muy común su consumo en toda clase de productos derivados como la carne, embutidos o leche. Esta última es muy nutritiva ya que contiene 60 veces más vitamina C que la leche de vaca común.

DÍFICIL DE CONSEGUIR

El queso Pule es de color blancuzco y fácilmente desmenuzable. Algunos expertos han descrito su sabor con ciertas similitudes al manchego español, aunque es aún más intenso en el paladar.

Es un producto muy difícil de conseguir. No solo debido a su precio desorbitado y exclusividad. Sino también porque el tenista serbio Novak Djokovic adquiere toda la producción anual para convertirlo en uno de los principales reclamos de su cadena de restaurantes Novak Cafe & Restaurant en su país natal.

En definitiva, una rareza solo apta para los paladares más sibaritas y viajeros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here