Costa Rica tiene una superficie de 51.100 kilómetros cuadrados. Su población de más de cinco millones de habitantes vive en un país sin ejército, que destina el 8% de su PIB a la educación.

La excelentísima embajadora de Costa Rica, Ana Helena Chacón Echevarría, presenta a su país como la democracia más antigua de América Latina. Es una nación que cuenta con una naturaleza única dotado con diversos paisajes: volcanes, montañas y selvas. No en vano, el 25% de su territorio está protegido y su zona azul, donde viven adultos centenarios en condiciones saludables, es la más grande del mundo.

Diversidad de oferta
Costa Rica es un destino que atrae muchos tipos de turismo: playa, recreativo, aventura, bienestar, y deportivo. Tres millones de turistas visitan el país cada año. En este sentido, procedentes de España suman la cantidad de 70.000, muy inferior a los de nacionalidad estadounidense y canadiense que lideran el ranking de visitantes.


En un país abierto a los dos océanos, nos explica la embajadora se pueden encontrar hoteles de lujo tanto en la costa del Pacífico como en la del Atlántico, si bien aquí los hoteles son más pequeños.


Todo ello, sin abandonar la sostenibilidad. «En la COP21 se nos declaró como un país laboratorio para rebajar las emisiones, y ahora en la reciente COP25, la voz de Costa Rica fue muy escuchada».

Un país para invertir
El país cetroamericano tiene una gran capacidad de inversión extranjera con tratados de libre comercio con prácticamente todos los países importantes. Por su parte, la balanza comercial con España se ha duplicado, en los últimos cinco años. En cuanto a los sectores interesantes para invertir por parte de las empresas españolas existen, entre otros, el Turismo y la Obra Pública.


Este último es muy atractivo por el proyecto de construcción de una infraestructura ferroviaria. También, está la producción de manufacturas en las zonas francas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here