Malta es el país más pequeño de la Unión Europea. Con 500.000 habitantes su tasa de paro está al mínimo nivel. Turismo y servicios financieros son los pilares de su economía.

El excelentísimo embajador de la República de Malta, Vanni Xuereb, presenta a su país como un puente entre el mundo árabe y Europa que recibió entre enero y octubre de 2019, un total de 2.417.000 turistas.
En este sentido, España es el sexto país de origen de los turistas que recibe Malta, y va creciendo cada año. Mientras, 33.000 malteses han viajado a España en el mismo periodo.

ATRACTIVOS TURÍSTICOS
«Mucha gente cree que Malta es sol y playa», asegura el embajador del país más pequeño de la Unión Europea. Sin embargo, continúa Xuereb, «tenemos muchísimas más cosas, como una cultura y un patrimonio arqueológico muy importante».
Por ejemplo, La Valeta, su capital, es una ciudad construida por medio de los caballeros de la orden de Malta, al igual que sus iglesias y fortificaciones. Su cultura además es muy rica, prueba de ello son los festivales que se celebran a lo largo del año.

ENFOCADA AL LUJO

Malta atrae a visitantes de todo tipo. Entre ellos los jóvenes que vienen a estudiar en sus escuelas de idiomas. Y se ha abierto al turismo de lujo, a través de una inversión muy importante en hoteles-boutique en La Valeta. El embajador destaca que cuentan con establecimientos de gran calidad.

Estabilidad política
La República de Malta vive una etapa de crecimiento económico a la que se une su estabilidad política. En este contexto, se favorece a la inversión extranjera. Como es el caso de la construcción de infraestructuras, por ejemplo: autovías, o el gran proyecto del túnel subterráneo hacia las Islas Mayores, donde ha habido contactos con empresas españolas interesadas en realizarlo. Para el embajador estos planes son capitales y cuentan además con muchos incentivos fiscales.

Vanni Xuereb, embajador de Malta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here