Zhang Hong entrena en un gimnasio en Lhasa, región autónoma del Tíbet, a principios de este año. DANG GUOFU / China Daily.
Zhang Hong entrena en un gimnasio en Lhasa, región autónoma del Tíbet, a principios de este año. DANG GUOFU / China Daily.

Un escalador chino con discapacidad visual llegó a la cima del Qomolangma, conocido en Occidente como el Monte Everest, el lunes por la mañana, convirtiéndose en la primera persona ciega de Asia en conquistar el pico más alto del mundo.

Zhang Hong, de 46 años, llegó a la cima desde el lado nepalí, junto con tres guías de gran altitud, dijo el organizador de su expedición, Asian Trekking of Nepal.

Jaya Bahadur Tamang, un funcionario de Asian Trekking, dijo por teléfono desde el campamento base de Qomolangma que Zhang y su equipo comenzaron a ascender a la cumbre el domingo por la noche desde el lado sur (7.900 metros) y alcanzaron la cumbre a las 9 am del lunes.

«Zhang es uno de los pocos escaladores que se atrevieron a subir a la cima de Qomolangma a pesar de los fuertes vientos en la montaña», dijo Tamang.

Zhang, que nació en Chongqing, perdió la visión debido a un glaucoma a la edad de 21 años. Ahora trabaja en el Hospital Fukang afiliado a la Universidad del Tíbet en Lhasa.

Cuando Zhang comenzó su descenso desde la cima de Qomolangma, que se encuentra a 8.848,86 metros sobre el nivel del mar, sus compañeros en Lhasa estaban emocionados de escuchar la noticia de su éxito.

«Mucha gente puede haber dudado de su esfuerzo al principio, pero yo confié en él desde el principio», dijo Kyila, secretaria de la Fundación Fukang Angel, quien también tiene problemas de visión.

«Sabía antes que podía lograrlo, y lo logró», añadió Kyila, quien, como muchos tibetanos, tiene un solo nombre. «Me alegro por él. Es un ejemplo para que las personas invidentes persigan sus sueños».

La pasión de Zhang por la escalada se inspiró en Lodro, un famoso escalador tibetano que conquistó los 14 picos del mundo por encima de los 8.000 metros de altitud.

Lodro había compartido la historia del alpinista estadounidense ciego Erik Weihenmayer, que escaló el Qomolangma en mayo de 2001. Zhang estaba abrumado por la historia, y ahí comenzó su sueño de escalar.

Escalador aficionado durante años, Zhang había conquistado tres montañas por encima de los 6.000 metros de altitud antes de ascender al pico más alto del mundo.

Había comenzado a prepararse para la escalada del Qomolangma en 2019. Sin embargo, debido a la pandemia de COVID-19, todas las expediciones de montañismo en Qomolangma fueron canceladas en Nepal y China el año pasado, y tuvo que esperar hasta hace poco para finalmente intentarlo.

Nepal emitió un récord de 408 permisos para escaladores esta primavera, y alrededor de 350 escaladores, incluidos guías sherpas, han llegado a la cima del Qomolangma durante la temporada de escalada de primavera, según el Departamento de Turismo de Nepal.

China canceló su temporada de escalada de primavera en el lado norte del Qomolangma.

Además de Zhang y Weihenmayer, otras personas discapacitadas han escalado el pico más alto, incluido Andy Holzer, un escalador austríaco ciego que lo escaló en mayo de 2017, y el escalador chino Xia Boyu, con una doble amputación, que alcanzó la cima en mayo de 2018. 

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here