Xing Yifan (izquierda) posa para una foto con un compañero de clase. [Foto proporcionada a chinadaily.com.cn].
Xing Yifan (izquierda) posa para una foto con un compañero de clase. [Foto proporcionada a chinadaily.com.cn].

Xing Yifan y sus padres estaban encantados de saber que había sido admitido en la Universidad de Beihang con una puntuación de 645 de los 750 puntos posibles en el examen nacional de ingreso a la universidad de este año, o gaokao.

La mayoría de los estudiantes de último año de secundaria necesitan un gran esfuerzo para obtener una puntuación tan alta. Pero el desafío para Xing, de 18 años, fue mucho mayor: nació con distrofias musculares congénitas, o DMC, un grupo de trastornos caracterizados por debilidad muscular y diversos problemas en los ojos y el sistema nervioso central.

Xing nació en Jilin, provincia de Jilin en 2003 y fue diagnosticado con DMC después del Festival de Primavera de 2004.

«Nunca imaginamos que crecería con una enfermedad así», dijo Xing Dacheng, el padre del joven. «El médico nos dijo que no hay tratamientos efectivos para la enfermedad. Yifan es un ángel que vino a nuestra familia. Aunque tiene las alas rotas, nunca lo abandonaremos».

La enfermedad provocó que Yifan tuviera poco crecimiento muscular, por lo que sus huesos recibieron poco apoyo o protección de los músculos.

«Nunca ha caminado de forma independiente y solo puede sentarse con un apoyo», dijo su padre. «Cada 30 minutos, tiene que acostarse para descansar, incluso en el aula».

La enfermedad también le deformó la columna vertebral y los dedos, lo que le dificultaba escribir.

«Agradecemos a los maestros y encargados de su escuela primaria y secundaria», dijo el padre. «Nunca se negaron a darle la oportunidad de recibir una educación y nos brindaron mucha ayuda».

Yifan también estudió mucho y tuvo un buen rendimiento académico. Obtuvo el puntaje más alto en su escuela en los exámenes de ingreso a la escuela secundaria en 2018.

Para prepararse para el examen nacional de ingreso a la universidad, el joven estudió aún más seriamente después de ingresar a la escuela secundaria superior Jilin No. 1 y, a lo largo de los años, ha ganado múltiples premios y ha sido un ejemplo para sus compañeros de clase. El joven encontró sus propias fuentes de inspiración.

«Me sentí bastante inspirado cuando leí la historia del físico y cosmólogo británico Stephen Hawking», dijo Xing Yifan. «Seguiré estudiando mucho en la universidad y espero poder ser como él, alguien que cambió el mundo con sus conocimientos».

Toda la familia ahora espera con ansias el próximo semestre, aunque todavía hay algunos elementos desconocidos.

«Debido a su condición física, rara vez lo sacamos de la ciudad», dijo Xing Dacheng. «Cuando Yifan comience la vida universitaria en Beijing, su madre lo cuidará a tiempo completo.

«Todos creemos que será un nuevo comienzo para Yifan».

Colaboración especial: El Pueblo en Línea

Logotipo Pueblo en Línea

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here