Eléctrico, conectado y autónomo. Así es como desde hace unos años se espera que sea el vehículo del mañana.

Muchos expertos señalaron el 2020 como una fecha clave para el nacimiento de esta clase de vehículos, pero a día de hoy, las mayores industrias automovilísticas solo cuentan con meros proyectos.

Dentro de las tendencias de la industria del automóvil nombradas anteriormente, el vehículo autónomo es uno de los grandes desafíos de esta industria que estudia una nueva forma de movilidad.

COMPLEJO DESARROLLO

Los primeros pasos que se han dado en la búsqueda de la autonomía han sido efectivos. Actualmente algunos coches completan diversas funciones en la conducción de forma autónoma (aparcamiento) y ha quedado demostrado que pueden transportarse mediante la electricidad.

Ejemplo de un aparcamiento realizado por el vehículo

Lo complicado está en componer un vehículo equipado con la tecnología suficiente como para poder dotarlo de la autonomía que requiere la conducción. En estos momentos nadie lo ha logrado ni está cerca.

EMPRESAS QUE TRABAJAN EN ELLO

La empresa de tecnología estadounidense Apple, lleva trabajando desde hace tiempo en este terreno y su objetivo es convertirse en la primera marca de coches sin conductor que sale al mercado.

De momento, están trabajando en la conducción autónoma y por ello están tratando de implementar a sus futuros modelos, mecanismos de control del vehículo a través de la voz.

Entre sus armas más importantes se encuentran la experiencia de un sistema operativo basado en la inteligencia artificial, mediante el cual, conseguir que el vehículo aprenda de las experiencias vividas y mejore.

La empresa automovilística Seat (perteneciente al grupo Volskwagen) pronosticó que el coche autónomo será una realidad en un margen de 10 años.

SEAT incorpora vehículos autónomos para el transporte de piezas

Esta marca trabaja dentro de sus plantas con vehículos de guiado automático (AGV), y es que en febrero adquirieron 8 AGV para el transporte de piezas . Estos, permiten un ahorro anual de 1,5 toneladas de CO2, puesto que han sustituido a los camiones tradicionales.

Por último, la empresa Tesla es considerada como la pionera en trabajar en la creación de vehículos sin conductor.

Algunos de los coches autónomos Tesla ya cuentan con tecnología capaz de ver a 360 grados desde una distancia de 250 metros o analizar los datos que reciben de una forma 40 veces más rápida que el resto de los vehículos actuales

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here