En 1835 James Burrough se encontraba pensando en un nombre para su nueva ginebra, algo memorable, atractivo y con carácter. Por eso pensó en los Yeomen o beef-eaters, que recibían su nombre al ser de los pocos que comían carne para estar en buena forma y poder defender la Torre de Londres y las joyas de la corona.

En 2008, coincidiendo con el Día de la Mujer, Beefeater lanzó una edición limitada en la que convertía su icono, el yeoman, en una yeowoman, inspirándose en la primera mujer que se incorporó al cuerpo de beefeaters. Hoy esa botella se expone en el museo de la destilaría de Londres, y en los últimos años ha inspirado a otras marcas a seguir este camino.

En 2020 Beefeater vuelve a rendir homenaje a todas las mujeres el 8 de marzo creando una nueva edición limitada, diseñada a partir de una nueva etiqueta con la imagen de la yeowoman adaptada a los nuevos tiempos. En este caso se rinde homenaje a la segunda y última yeowoman que se incorporó al cuerpo de beefeaters en agosto de 2019.

¡Feliz día de la Mujer!

#YEOWOMAN

#Beefeater

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here